¿CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE AUTISMO DE ALTO FUNCIONAMIENTO Y EL SÍNDROME ASPERGER?

La pregunta de ¿Cual es la diferencia entre el Autismo de Alto Funcionamiento y el Síndrome de Asperger? es bastante recurrente. Bien, en los siguientes enlaces espectroautista.info y asperger.es hay dos buenas versiones al respecto de esta pregunta y ambas fechadas en 1999. Pero buscando y buscando encontré una respuesta que me gusta más (no significa que sea mejor, tan solo que me gusta más) Además es un trabajo excelente y hecho en España. En el Libro "Trastornos Generales de Desarrollo. Una Aproximación desde la Práctica" publicado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en el año 2006, encontramos una definición completa. La encontrareis en el Vol. 2 pág 43. A continuación incluyo un extracto literal que espero os sirva de ayuda.

Autismo de alto funcionamiento y Síndrome de Asperger, ¿son sinónimos?

Se reconoce un acuerdo internacional en cuanto a aceptar que existe una relación entre el Síndrome de Asperger y el continuo del espectro autista. Pero, a la vez, existen diferencias respecto a si ambos trastornos constituyen una misma entidad clínica, lo que sigue siendo motivo de estudio y discusión entre los distintos autores. El estatus nosológico del Síndrome de Asperger como categoría diagnóstica independiente y diferente del autismo ha generado numerosos estudios y aportaciones de los especialistas, sin que hasta el momento los datos sean completamente concluyentes.

Al comparar los criterios del trastorno autista y de Asperger se observa que entre ambos cuadros diagnósticos hay determinados aspectos comunes:

Nivel del funcionamiento cognoscitivo

Analizando los resultados obtenidos en las distintas sub-escalas de los tests, aparecen ciertas diferencias: si comparamos los resultados de los niños con autismo de alto funcionamiento y con Síndrome de Asperger, los segundos obtienen mejores resultados en las escalas verbal, memoria verbal y percepción auditiva, mientras que tienen mayores dificultades en cuanto a habilidades no-verbales, integración vasomotora, percepción espacial, memoria visual, formación de conceptos no verbales y percepción de emociones.

Destrezas Motoras

A pesar de que el retraso en el desarrollo motor no es un criterio imprescindible para el diagnóstico, la mayoría de los niños con el Síndrome de Asperger presentan un bajo nivel de coordinación motora general y de control en la psicomotricidad fina. Sin embargo, algunos niños con autismo de alto funcionamiento también tienen dificultades en esas áreas. Los estudios realizados hasta el momento no aportan suficientes datos que nos permitan discriminar en este ámbito.

Desarrollo del Lenguaje

En el área de lenguaje es donde aparece la mayor discusión. Mientras que el DSM IV y el CIE 10 consideran como criterio diagnóstico del Síndrome de Asperger que el desarrollo del lenguaje es normal, (sin "evidencia significativa" de retraso en el desarrollo) importantes autores destacan la peculiaridad del habla y lenguaje como rasgo característico. Estos profesionales defienden que los criterios diagnósticos de la DSM-IV son cuestionables, porque el lenguaje en el trastorno de Asperger claramente ni es normal ni típico, sino que es bastante frecuente que se dé un retraso en la adquisición del lenguaje, y que éste, una vez adquirido sea concreto, literal y formalmente correcto o incluso "demasiado correcto y formal" (Riviére, 2001). Puede darse un retraso inicial en la adquisición y posteriormente un rápido avance en cuanto a vocabulario y estructura lingüística. El lenguaje de los alumnos con Síndrome de Asperger se caracteriza, siguiendo esta corriente, por un habla pedante y escasamente modulada, habilidades de conversación pobres, e intensa preocupación sobre temas muy concretos. Se da un buen desarrollo de los aspectos formales y estructurales del lenguaje, pero fallan los aspectos comunicativos. En determinados casos, pueden ser niños muy callados, tanto que incluso los padres pueden tener dificultades para recordar detalles del desarrollo del lenguaje. Generalmente inician interrelaciones sociales y conversaciones, aunque éstas se reduzcan a sus temas de interés utilizan una verborrea que al interlocutor le resulta excesiva.

Los niños con autismo de alto funcionamiento presentan no sólo un retraso importante en la adquisición del lenguaje, sino también unas pautas evolutivas en este campo claramente desviadas del proceso normal: disminución o ausencia de balbuceo, ecolalia, expresiones repetitivas, escaso vocabulario, dificultades de articulación y expresión. Los sujetos con autismo tienen mayores dificultades en cuanto a la comprender y usar patrones de entonación para expresar diversos contenidos en distintos contextos comunicativos. En las conversaciones suele realizar comentarios o expresiones fuera de lugar, omitiendo la información necesaria para que el interlocutor pueda entenderle.

Edad de Comienzo

Actualmente, la mayoría de los autores están de acuerdo en que los trastornos del desarrollo se pueden detectar a partir de los 18 meses. A una misma persona se le puede diagnosticar como autismo del alto funcionamiento en una etapa de su desarrollo y posteriormente como Síndrome de Asperger. La incorporación a la escuela puede suponer un hito, ya que es el momento en el que las dificultades de comunicación e interacción social se hacen más evidentes. Por este motivo, algunos profesionales consideran que el diagnóstico de Síndrome de Asperger no puede realizarse hasta que se inicia la escolaridad.

Otros rasgos diferenciales se centran en:

Cuadro de diferencias
Áreas
Autismo de alto funcionamiento
Síndrome de Asperger
Habilidades del lenguaje

Dificultades en el desarrollo del lenguaje manifestadas en la etapa temprana de los tres primeros años de vida.- Retraso en el desarrollo del lenguaje.

Desviación marcada de las habilidades del lenguaje con respecto a las pautas del desarrollo normal.

Habilidades del lenguaje expresivo poco desarrolladas.

Ecolalia, intercambio erróneo de pronombres y lenguaje repetitivo son frecuentes.

Uso escaso de los patrones de entonación.

En la conversación, ausencia de referencias con respecto a la información proporcionada por el interlocutor

Desarrollo adecuado de los componentes formales del lenguaje durante la etapa de la infancia temprana.

Ausencia aparente de retraso lingüístico.

La prosodia es anómala y el estilo conversacional, egocéntrico, pedante y unilateral.

Gran facilidad para expresar ideas verbalmente.

Verbosidad marcada.

Vocabulario sofisticado e idiosincrásico.

El contenido de la conversación es de naturaleza compleja (y a menudo idiosincrásica).

En la conversación, referencias inusuales y ambiguas con respecto a la información proporcionada por el interlocutor.
Habilidades cognitivas y conductas adaptativas
Desarrollo adecuado de las habilidades cognitivas no verbales.- Interés reducido en la exploración del entorno durante la etapa de la infancia primaria.

Retraso común en el desarrollo temprano de las habilidades de autonomía.

Actuación avanzada en áreas no verbales de razonamiento, capacidades espaciales, formación de conceptos no verbales y memoria visual.

Déficit frecuente en la percepción y memoria auditiva, articulación, vocabulario, razonamiento verbal y comprensión.

Comprensión deficiente de las tareas de la teoría de la mente.
Desarrollo adecuado de las habilidades cognitivas (verbales y no verbales).- El interés en la exploración del ambiente es adecuado durante los primeros años de vida.

Adquisición adecuada de las habilidades de autosuficiencia.

Actuación adecuada o avanzada en las áreas de Razonamiento verbal, comprensión verbal, vocabulario y memoria auditiva.

Déficit en la integración visomora, percepción espacial, memoria visual y formación de conceptos no-verbales.

Actuación más adecuada en las tareas de la teoría de la mente.

Desarrollo motor
Desarrollo adecuado de las habilidades motoras con relación a otras áreas del desarrollo.- Agilidad motora.

Interés en las actividades físicas.

Posibilidad de dificultades motrices en la adolescencia como resultado de una imagen corporal anómala y un autoconcepto alterado.

El retraso en el desarrollo motor es común desde un período temprano del desarrollo.- Torpeza en la ejecución de movimientos y dificultades con la coordinación motora.

Resistencia a participar en los juegos que implican actividad física.

Persistencia de los problemas psicomotores en la adolescencia.

Habilidades sociales y comprensión social
La ausencia de vínculos de apego hacia la madre es más común.- Ausencia de placer en la interacción

social temprana con las figuras de crianza.

La ausencia de interés por otros niños del mismo grupo de edad es más frecuente.

Falta de conciencia acerca de las emociones expresadas por los demás.

Capacidad disminuida para ser consciente de sus propias dificultades sociales.

Ausencia de deseo e interés por desarrollar relaciones sociales.

Formación de vínculos de apego con la madre.- Las conductas de iniciación de la interacción social son frecuentes pero idiosincrásicas o inapropiadas.

Interés social en los otros niños pero comprensión social anómala.

Intelectualización de las emociones e intencionalidad

de los demás.

Capacidad más avanzada para ser consciente de sus dificultades sociales y diferencias.

Existencia de un deseo por desarrollar y establecer relaciones sociales.
Patrones de conducta repetitivos
Interés excesivo por actividades manipulativas y visoespaciales. - El retraso considerable en el juego simbólico e imaginativo es común. - Habilidades musicales y talentos "savant" son más comunes.

Los manierismos motores son frecuentes.

Interés en acumular datos informativos acerca de temas específicos.- Desarrollo adecuado de la capacidad de juego imaginativo en solitario si bien el juego no es social o interactivo.

Imposición de sus intereses en los demás a través de la interacción social.

Los manierismos motores y movimientos estereotipados son poco frecuentes.

A modo de conclusión, podemos decir que el campo de investigación sigue abierto, pero hasta el momento no hay datos concluyentes que determinen si el síndrome de Asperger es una categoría distinta a la del autismo o se trata de la misma entidad nosológica. Los resultados de las investigaciones serán los que acaben definiendo definitivamente la cuestión.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam