Articulos relacionados:

LA INCONTINENCIA URINARIA

SISTEMAS DE ELIMINACION VESICAL por Valeria Shapira

INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria es la incapacidad temporal o permanente de los músculos del esfínter externo para controlar el flujo de orina desde la vejiga

CAUSAS

La incontinencia angustia física y emocionalmente a los pacientes, porque se considera inaceptable socialmente. A menudo, se siente apurado por el goteo de la orina o por tener un accidente, y puede restringir sus actividades normales. Por esta razón se le debe dar apoyo emocional y comprensión, así como medidas para mantener al paciente seco y limpio. Las sábanas y ropas de la cama mojada de orina irritan y producen excoriaciones en la piel. La humedad prolongada en la pie conduce a la dermatitis (inflamación de la piel) y a la subsiguiente formación de úlceras de decúbito.

CLASIFICACION

Independientemente de su causa, la incontinencia puede clasificarse en 3 tipos:

Refiere una micción involuntaria por aumento brusco y transitorio de la presión intraabdominal. Por ejemplo, pueden escaparse unas gotas de orina al reír o toser.

Deseo intenso y súbito de orinar, seguido de incontinencia. Una de las causas más frecuentes es la infección urinaria.

Acaece cuando la vejiga se llena totalmente y empieza a liberar pequeñas cantidades de orina para disminuir la presión. Es posible que el paciente no sienta deseos de orinar. Puede asociarse a obstrucción, fármacos, o factores emocionales

PROGRAMA DE EDUCACION VESICAL

  1. Establecer un horario de evacuación regular. Por ej. cada una o dos horas, haya o no sensación de urgencia.
  2. Regular la ingesta de líquido, media hora o una hora antes de la evacuación. Es esencial una ingesta líquida diaria suficiente (al menos 2.000 ml). Para evitar la nicturia restringir la ingesta de líquidos antes de acostarse.
  3. Aumentar la actividad física para mejorar el tono muscular y la circulación sanguínea, ayudando así al paciente a controlar la evacuación.
  4. Segurarse de que el orinal esté a su alcance.
  5. Estimular los ejercicios perineales, para aumentar el tono de los músculos concernientes a la micción, en particular de los músculos perineales y abdominales. Las contracciones periódicas de los músculos perineales y el paro intencionado y La vuelta a orinar pueden ayudar al paciente a lograr el control de la evacuación.
  6. Como medida de protección, aplicar cobertores protectores para mantener las sábanas secas y proporcionar también fundas impermeables para el colchón. Se debe cambiar a los pacientes siempre que estén mojados para mantener la piel seca. Limpiar y secar la piel al mismo tiempo de cambiar las sábanas para prevenir la caída de la piel.
  7. En los pacientes encamados cuya incontinencia no se pueda controlar, será necesario la aplicación de pañales de incontinencia y, en algunos casos, la de una sonda vesical o de un colector de orina en los hombres.

CUIDADOS BASICOS DE LA SONDA VESICAL

Los cuidados del paciente con una sonda permanente van dirigidos, en gran medida, a la prevención de las infecciones de la vía urinaria y a estimular el flujo urinario a través de la sonda.

Para ello se debe:

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam