Pamplona, (EFE).- Un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos españoles, entre los que figuran profesionales de la Clínica Universitaria de Navarra y del Centro de Investigación
Médica Aplicada (CIMA), ha descubierto una nueva línea de tratamiento para pacientes con leucemia aguda linfoblástica.

Publicado en INSTITUTO GERONTOLÓGICO

Un estudio descubre una nueva línea de tratamiento para la leucemia aguda linfoblástica.

Esta nueva línea, informó hoy el centro sanitario en un comunicado, podría mejorar los resultados de quimioterapia en el grupo de pacientes de peor pronóstico y aumentar significativamente su supervivencia.

En la investigación, cuyas conclusiones han sido publicadas por la revista oficial de la Asociación Americana de Hematología"Blood", han participado, además del grupo de trabajo de la Clínica Universitaria y del CIMA, el equipo liderado por el doctor José Román Gómez del departamento de Hematología del Hospital Reina Sofía de Córdoba y del departamento de Hematología del Hospital Carlos Haya de Málaga.

La leucemia aguda linfoblástica (LAL) es la enfermedad oncológica más frecuente en niños y la aplicación de este descubrimiento podría resultar beneficiosa para aquellos enfermos que presentan una vía de control celular alterada, la llamada ruta WNT, y en quienes el pronóstico de esta enfermedad tumoral reviste mayor gravedad, según indican los doctores Xabier Agirre, investigador del CIMA, y Felipe Prósper, ambos del Área de Terapia Celular de la Clínica Universitaria.

La ruta WNT es el dispositivo que una célula normal necesita activar para iniciar un proceso de crecimiento celular y, una vez efectuado ese proceso, esta vía debe desactivarse.

Sin embargo se ha comprobado que en los grupos de pacientes con leucemia aguda linfoblástica con peor pronóstico esa ruta de control celular aparece constantemente activada, lo que, según Xabier Agirre, ocurre porque los mecanismos que controlan dicha vía se encuentran silenciados debido a un proceso que afecta a la transcripción de genes denominado metilación.

La ruta WNT activada de forma constante da lugar a la expresión de determinados genes cuya función es activar el crecimiento de las células tumorales.

El estudio ha comprobado in vitro que administrando un tipo de fármacos que impiden ese proceso de metilación o bien que inactivan la vía WNT se consigue normalizar esta ruta de control celular y, por tanto, se impide el desarrollo de las células tumorales induciendo la muerte de las células leucémicas.

De esta forma, con este grupo de medicamentos se contribuiría a mejorar los resultados de la quimioterapia y a aumentar los índices de supervivencia de estos pacientes.

En definitiva, el descubrimiento ofrece la base racional' para poder utilizar en esta enfermedad una serie de fármacos como la quercetina o la Decitabina®, que ya se emplean en otro tipo de patologías.

El siguiente paso en la investigación consistirá en aplicar estos estudios en ratones con el fin de constatar cuáles de estos fármacos serían realmente eficaces. Una vez comprobado este extremo, se plantearía el inicio de ensayos clínicos en pacientes.

El positivo desarrollo de la investigación podría propiciar que la clasificación de enfermos con leucemia aguda linfoblástica se hiciese en función del estado de activación de la ruta WNT, por ser considerado un factor de riesgo en el agravamiento de la enfermedad y en su posibilidad de cura.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam