Fuente: Revista ACCU ACTUAL - Nros 2 al 10

ORIENTACIÓN SOBRE LA OSTOMÍA

por la Srta.Teresa Ania Tames - Psicóloga

Todos los años, a miles de personas en nuestro país se les practica una operación llamada ostomía.

Para algunas de estas personas, la operación es un procedimiento vital. Para otros supone un alivio a muchos años de sufrimiento debido a enfermedades intestinales.

Cualquiera que sea la razón médica, la persona a la que se le practica este tipo de operación tiene muchas dudas e inquietudes.

A lo largo de este artículo intentaremos resolver algunas de estas dudas que sabemos que preocupan a las personas afectadas.

Recordaremos cuales son las partes del Aparato Digestivo y la función más importante de cada una de ellas. Conocer este aparato nos va a permitir entender mejor lo que es una ostomía.

El Aparato Digestivo:

Jessica GrossmanEmpieza por la  boca , lugar por el que entran en nuestro organismo todos los alimentos. Después de masticarlos descienden por el  esófago  al  estómago . Este segrega una serie de  ácidos  y otros productos químicos llamados enzimas  que descomponen los alimentos y ayudan a formar una mezcla líquida que pasa al  intestino delgado .

La mayor parte de la digestión tiene lugar en este tramo del aparato digestivo. Es un tubo muy largo, de 6- 8 metros , que se divide en tres partes:  Duodeno Yeyuno  e  Ileon .

A medida que la mezcla líquida de alimentos recorre el intestino delgado, la sangre del cuerpo absorbe las sustancias nutritivas: vitaminas, minerales, proteínas, grasas e hidratos de carbono. En fin, todo lo que constituye la energía que nuestro organismo necesita para su funcionamiento diario.

Todas las sustancias que no son aprovechables para el organismo, pasan al siguiente tramo llamado  intestino grueso colon  en forma de heces.

El colon es un tubo de mayor grosor que el intestino delgado y que mide de 1,5 a 1,8 metros de largo. Su función primordial es absorber el agua de las heces hasta dejarlas con una consistencia pastosay almacenarlas para que la persona la evacue periódicamente de forma voluntaria.

El colon se divide en cuatro partes:  ascendente, transverso, descendente y sigmoide . A medida que las heces van avanzando en el cólon éste va absorbiendo cada vez más agua hasta que las heces se forman completamente.

Para la evacuación, las heces pasan del colon al  recto  y salen por el  ano  a través de un músculo llamado  esfínter anal , que se controla de una forma voluntaria.

¿Que es una ostomía?

  Es una abertura producida de forma quirúrgica, que sirve para abocar al exterior un órgano interno. Esta salida creada de forma artificial, recibe el nombrre de 'estoma', palabra de origen griego, que significa 'boca'.

Tipos de otomías:

Aunque hay muchos tipos, las ostomias más frecuentes son las abdominales que pueden ser:

Colostomía:

Consiste en abocar al abdomen, una parte del intestino grueso o colon. La colostomía sirve para permitir que las heces se desvíen de una parte enferma o dañada del colon y en lugar de evacuarse por el ano, lo hacen a través del estoma.

Urostomía:

Se practica cuando es necesario extirpar la vejiga de la orina. En este caso, la orina que se forma en los riñones, sale por los uréteres y a través del estoma directamente a la bolsa colectora.

lleostomía:


Jessica Grossman habla sobre su ostomía

Nos detendremos un poco más en este tipo, por ser la que se práctica cuando es necesaria una ostomía en un enfermo de Crohn y/o Colitis Ulcerosa.

La ileostomía es una abertura del intestino delgado a través del abdomen, su finalidad es permitir el desvío de las heces de todo el colon.

En este caso, lo que se hace es extirpar el colon, el recto y el ano. Como la función principal del colon, es absorber agua y almacenar las heces fecales, el cuerpo puede seguir funcionando perfectamente sin esta parte del intestino. No es una parte vital.

Cuando una persona es portadora de una ileostomía, no puede evacuar las heces través del ano. Lo hace a través de su estoma y como éste no tiene un músculo esfínter, la evacuación no se realiza de forma voluntaria.

Es necesario llevar un dispositivo o bolsa que se coloca en el abdomen alrededor del estoma y que recoge las heces.

Para hacer una ileostomía, el cirujano hace que la última parte del intestino delgado o íleon, atraviese la pared abdominal. Por esta razón se llama ileostomía.

Ubicación del estoma de la ileostomía:

La determinación de la posición del estoma en el abdomen debe constituir una parte muy importante en los preparativos de la operación de cirugía.

Generalmente el estoma de la ileostomía se localiza en el cuadrante inferior derecho del abdomen. Esta es la zona que queda justo por debajo de la cintura y a la derecha del ombligo.

Antes de la operación, el cirujano determinará con el enfermo cuál es la mejor posición para el estoma. De forma que el enfermo pueda verlo y cuidarlo con facilidad, una vez que la operación se haya realizado.

Heces de la ileostomía:

Inmediatamente después de la operación, las heces de la ileostomía serán un tipo de drenaje líquido constante. A medida que el intestino delgado se vaya adaptando, las heces se harán más espesas. Sin embargo debido a su consistencia semilíquida y a la continuidad en el drenaje, es conveniente utilizar algún tipo de dispositivo o bolsa que se pueda vaciar varias veces a lo largo del día.

Las heces de una ileostomía proceden directamente del intestino delgado por lo que contienen enzimas digestivas que pueden ser muy irritantes para la piel. Por esa razón, la bolsa debe llevar algún tipo de protección cutánea que se adapte lo más posible a la medida y a la forma del estoma.

Estoma:

El estoma o abertura del intestino hacia el exterior, es normalmente redondo y sobresale entre 1,5 y 2,5 cms del nivel de la piel del abdomen.

Pero no hay 2 estomas que sean totalmente iguales, por eso tampoco es extraño encontrar estomas ovalados y que se presentan al mismo nivel de la piel e incluso, hundidos en ella.

Para estos tipos de 'estomas especiales', también hay 'dispositivos especiales' que resultan totalmente efectivos y seguros.

En el período de tiempo, inmediato a la operación, es normal que el estoma esté inflamado. Después se va reduciendo y pueden pasar varios meses hasta que llegue a su tamaño definitivo.

En el estoma no existen terminaciones nerviosas, por lo tanto no tienen sensación de dolor. Siempre debe tener un color rojo y estar húmedo, puesto que se trata de una mucosa. Puede sangrar fácilmente si recibe algún golpe o se roza. Este tipo de hemorragia es normal, pero si se hiciera continua o se observara en las heces, debe consultarse con el médico.

Olor:

El olor preocupa a muchas personas que van a sufrir una operación de ostomía. Hoy en día, las bolsas de ostomía están hechas de una película resistente a los olores por tanto, el olor de las heces fecales queda contenido 'dentro' de la bolsa. Si la bolsa está limpia y se coloca de forma adecuada, solamente olerá al vaciarla o cambiarla.

La bolsa debe vaciarse cuando esté llena a un tercio de capacidad aproximadamente. Esto varía de unas personas a otras, puede suponer entre 2 y 6 veces al día.

El vaciado regular de la bolsa reduce el riesgo de fugas y desprendimiento de la misma, también evita que la bolsa 'abulte' más de lo necesario por debajo de la ropa.

Ciertos alimentos y medicamentos pueden hacer que las heces tengan un olor más fuerte.

En el caso de los alimentos, en un próximo apartado sobre la dieta hablaremos de cuáles son y tomándolos con menos frecuencia o evitándolos puede resolver este problema.

En cuanto a los medicamentos, debe consultarlo siempre con su médico habitual.

Gases:

La cantidad de gases que produce el sistema de una persona depende de cada individuo. Si tenía problemas de exceso de gases antes de la operación, es probable que continúe teniéndolos también después de la operación.

Los gases intestinales se deben, a veces, a la ingestión de aire. Si consume bebidas carbónicas, fuma, mastica chicle o mastica con la boca abierta, puede aumentar el volumen de aire ingerido y, por tanto, aumentar la cantidad de gases.

Otras veces pueden ser causados por ciertos alimentos, en este caso el problema desaparecerá evitándolos.

Dieta:

Ser portador de una ileostomía no significa tener que seguir una dieta especial. De hecho, muchas personas con enfermedades intestinales deben seguir dietas especiales debido a su enfermedad y en la mayor parte de los casos, la ostomía permite a la persona volver a hacer una dieta normal.

Inmediatamente después de la operación, su médico puede prescribirle una dieta específica. Pero pasado el período de recuperación, podrá volver a comer de todo.

Lo que sí es conveniente que sepa, es que hay ciertos alimentos que pueden producir malos olores o gases. Si esto le preocupa, puede moderar su consumo y así, evitar este problema.

Alimentos que pueden aumentar el olor de las heces:


Alimentos y bebidas que pueden aumentar los gases:

Si tiene una ileostomía, su cuerpo necesitará más líquidos que antes de la operación. Para no deshidratarse, debe beber a diario cantidades abundantes de agua, zumos u otros líquidos. Si tiene problemas cardíacos o renales, consulte con su médico antes de aumentar la ingesta de líquidos.

Es posible que tenga que moderar también el consumo de alimentos con alto contenido en fibra.

A veces estos alimentos pueden causar bloqueos en el intestino delgado y dificultan la salida de las heces por el estoma.

Alimentos con alto contenido en fibra: Verduras, Frutas secas (Uvas pasas, higos y albaricoques), Alimentos con piel (manzanas, uvas, patatas sin pelar), Embutidos, Setas, Frutos secos, Apio, Coco, Maíz.

Consejos generales:

Cuidado de la piel:

Es muy importante que la piel alrededor del Estoma (piel periestomal) se mantenga sana y sin irritaciones, debe tener el mismo aspecto que el resto de la piel del abdomen.

Para impedir la irritación o cualquier otro problema cutáneo, es importante la elección de un dispositivo de ostomía cuya lámina se adapte perfectamente al tamaño y a la forma del estoma y que lo proteja adecuadamente.

Cada vez que se cambie la bolsa, debe fijarse en el estado de la piel. Si observa inflamaciones o enrojecimiento, es posible que tenga la piel irritada. En ese caso es conveniente utilizar alguna de las Pastas específicas para estos problemas.

Nunca debe usar cremas o pomadas que no sean específicas para ostomía, puesto que siempre tienen grasas o aceites y éstos impiden que la bolsa se adhiera perfectamente.

Higiene diaria:


CAMBIO DE DISPOSITIVO DE OSTOMIA (Parte I)

Este apartado tiene especial importancia ya que si usted utiliza un dispositivo adecuado y realiza una buena higiene diaria, su piel se mantendrá en perfecto estado.

Es conveniente lavarse con un jabón neutro para evitar que la piel se reseque. Con una ostomía, se puede bañar o duchar exactamente igual que antes de la operación, el agua y el jabón no perjudican a su estoma.

Usted puede ducharse con la bolsa y a continuación cambiársela lavando todo el estoma y la piel periestomal, o puede elegir ducharse sin ella, lo que le resulte más cómodo.

En cualquier caso, es importante que se aclare bien con agua abundante para evitar que queden restos de jabón que podrían impedir que la bolsa se adhiera perfectamente a la piel.

Después del lavado es necesario secar bien la piel periestomal sin irritarla, para ello lo mejor es hacerlo con celulosa (sirve el papel de cocina y el papel higiénico) y con pequeños toques en toda la zona, no es conveniente frotar y nunca debe emplear aire caliente o frío directamente en esa zona, esto reseca la piel y como consecuencia es más fácil que luego se irrite.

Si tiene Usted vello en la zona, córtelo con tijeras, nunca debe rasurarlo o utilizar ningún tipo de depilatorio porque también podría irritarle la piel.

Y finalmente, no conviene que utilice colonias, ni lociones con alcohol por la misma razón, su piel se resecaría y sería más fácil que luego se irritase.

Ropa:


CAMBIO DE DISPOSITIVO DE OSTOMIA (Parte II)

Después de una operación de ileostomía, muchas personas piensan que la bolsa que necesitan llevar se notará a través de la ropa. Nada más lejos de la realidad, actualmente existen bolsas tan finas y flexibles, que se adaptan perfectamente a los contornos del cuerpo y son absolutamente discretas debajo de la ropa.

Usted podrá seguir llevando el mismo estilo de ropa que utilizaba antes de la operación y la bolsa pasará desapercibida para los demás, excepto en el caso (de que sea usted mismo quien decida comunicarlo.

Para momentos que requieran especial discreción, como puede ser la playa, la piscina, un gimnasio, etc, también existen bolsas mini que pueden ser una buena soluciones.

De todas formas para este tipo de situaciones, debe tener en cuenta que tanto bañadores como ropa de deporte con algún estampado, le ayudarán a mantener la discreción mejor que el mismo tipo de ropa de colores lisos.

Trabajo, Viajes, Vacaciones:

Una vez que se haya recuperado de la intervención, podrá volver a reanudar el tipo de vida que llevaba antes, aunque siempre debe consultar a su médico antes de reiniciar actividades y él le informará de todos estos detalles.

Cuando su médico le comunique que está usted recuperado, puede volver al trabajo, viajar, irse de vacaciones a cualquier sitio, su bolsa no le impedirá realizar ninguna de esas actividades con total libertad.

Hay una serie de " trucos " que le pueden facilitar el desarrollo de estas actividades:

Ejercicio y Deporte:

Todo lo dicho en el apartado anterior, se puede aplicar al ejercicio y al deporte.

Su médico debe indicarle cuando puede empezara practicarlos pero su ostomía no debe ser una limitación.

La única excepción en cuanto a ejercicio suelen ser los deportes de contacto muy bruscos o el levantamiento de pesas.

Sin embargo puede practicar la natación, el esquí acuático o en la nieve, el golf, el tenis, fútbol, balonmano, voleiball, vela, equitación, footing y un largo etc. Por supuesto también el aeróbic y todo tipo de danzas y bailes, también el yoga y las gimnasias orientales etc…

Relaciones sexuales y personales:

Debido a que una operación de ostomía es un procedimiento que altera la imagen corporal, muchas personas se preocupan sobre las cuestiones relacionadas con su vida íntima y sobre la aceptación que este cambio de imagen tendrá por parte de su pareja. Esta preocupación es aún mayor si la persona con un estoma no tiene pareja, y como es lógico, desea salir y relacionarse con otras personas.

La actitud más positiva es hablar del tema claramente con la pareja o amigos y expresar los temores que cada uno tiene. Es importante comunicar al otro que las relaciones sexuales no le van a perjudicar y pedirle que le exprese abiertamente lo que siente.

Debe tener en cuenta que la ostomía afecta a ambas partes de una relación y por tanto el período de adaptación es necesario para ambos. Lo principal es aprender a comunicarse abiertamente sobre el tema.

Recuerde que para estos momentos íntimos están perfectamente indicadas las bolsas mini, con la posibilidad de que además sean opacas, lo que las hace todavía más discretas.

Otro tema que puede preocuparle es la posibilidad de tener hijos, después de recuperarse de la intervención no hay ningún problema para ello, tanto en el caso del hombre como de la mujer.

Muchas mujeres han llevado a cabo un embarazo después de practicarles una ostomía, en cualquier caso siempre debe consultar a su médico sobre esta posibilidad.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam