Autoras: Patricia Claudia Abuchedid, Alejandra L. Fernández y Erica Pfurr BIBLIOGRAFÍA: Psicología de la ceguera – Rosa, A. y Ochaita, E. Trastornos del lenguaje – Rondal – Seron La psicología evolutiva de Jean Piaget. – Piaget, J. Lingüística y poesía, uso de lingüística general – Jakobson, E. Curso de lingüística general – Saussure (adaptación)

El desarrollo del lenguaje en los niños no videntes

El lenguaje de los niños pequeños es una ventana para observar su realidad. Da significado a lo que considera importante, a lo que advierte, lo que comprende y despierta su curiosidad. La investigación del lenguaje temprano de los niños indica que está dominado por palabras que adquieren su significado durante la infancia, a través de las propias acciones y percepciones.

Desarrollo Lingüístico

Según diferentes investigaciones, los aspectos del desarrollo lingüísticos de los ciegos que plantean mayores controversias entre los distintos autores son: el desarrollo del léxico, el lenguaje que los adultos dirigen al niño ciego, la utilización de pronombres personales, el uso del lenguaje para dar información sobre sucesos externos y deseos propios y los estilos lingüísticos de los niños ciegos en relación con los de los videntes. Léxico del lenguaje: respecto a las edades de emisión de las 10 a las 50 palabras, no se ha encontrado ninguna clase de retraso en los niños ciegos. En concreto la edad media para las 10 primeras palabras se dan en la misma época que en los videntes; la edad media que emiten un total de 50 palabras es a los veinte meses.

Los niños invidentes utilizan mayor proporción de nombres específicos y de palabras de acción, menor número de nombres generales y prácticamente no emiten palabras función.

En ausencia de la visión, los niños suelen utilizar, en estas etapas iniciales de adquisición del lenguaje, los nombres comunes como si fueran propios o específicos.

Algunos autores consideran que el lenguaje de los ciegos es verbalista en el sentido de que utilizan, a menudo, palabras sin conocer su significado. El hecho de que los niños ciegos utilicen muchas palabras para referirse a sus propias acciones y deseos, junto con algunas otras características de su lenguaje, se considera que este deseo de niño es “egocéntrico”.

Se puede pensar que las primeras palabras de los niños se refieren preferentemente a los objetos y acciones que conocen y que, en consecuencia los ciegos tardarán más tiempo que los videntes en conocer y, por consiguiente, en describir las acciones de las personas y objetos externos.

Al hablar de la comunicación preverbal, la falta de visión plantea serias dificultades en las primeras etapas de la comunicación intencional que sin duda conllevan retrasos y dificultades en las primeras formas comunicativas del lenguaje.

Al igual que sucede en los niños videntes, también los ciegos utilizan muy pocas palabras función en las primeras etapas de adquisición del lenguaje.

La adquisición del lenguaje en los niños invidentes, parecen indicar que éste cumple desde el principio una función muy importante en el desarrollo de los niños ciegos. En ausencia de los gestos convencionales que utilizan los niños videntes, los invidentes pueden utilizar sus primeras emisiones verbales para demandar objetos y para iniciar conversación con el adulto. La imitación auditiva puede sustituir a la visual en la construcción de los primeros significados por parte de los niños ciegos.

Se pudo comprobar que el bebé ciego dispone de vías alternativas a las visuales para relacionarse con las personas, demostrar su afecto hacia ellas, así como para establecer las primeras formas de comunicación, siempre que los adultos sean capaces de entender y responder a esas formas de comunicación no visuales en una cultura como la nuestra, en que la preponderancia del sistema visual para la comunicación preverbal e incluso verbal, es innegable. No podemos dejar de lado las dificultades que para el niño tiene, en ausencia de la visión, establecer comunicación preverbal y verbal con los adultos sobre los objetos.

Desde que el niño ciego empieza a emitir sus primeras palabras, todo parece indicar que el lenguaje se constituye en una importante herramienta capaz de remediar muchos de los problemas derivados de la falta de visión.

Así podemos decir...

Como consecuencia de la falta de visión los niños ciegos están muy restringidos y limitados en la percepción de sus propias acciones; un estudio del vocabulario temprano del niño ciego puede proporcionar información sobre su realidad y sobre las cosas que considera más importante. Los objetos significativos de la realidad de los niños con impedimento visual es, en alguna medida diferente a la de los niños con vista. Las variables destacadas en los pequeños ciegos como en los con vista son las que se refieren a cambios perceptivos y acciones auto dirigidas. El hecho de que estas características prevalezcan en las primeras palabras de los niños ciegos sugiere tanto la flexibilidad como la generalización de la organización del lenguaje.

El primer lenguaje de todos los niños se relaciona con sus experiencias perceptivas pero en el que es ciego estas experiencias se reducen. Para adquirir una información espacial requiere de una exploración secuencial, una reconstrucción y síntesis.0 Así el lenguaje del niño se centra mas en sí mismo y no se orienta, al comienzo, hacia el medio o hacia experiencias que le son ajenas. La ceguera total demora la comprensión de objetos y del espacio, pero no la adquisición de las primeras palabras. Algo de visión, aunque sea muy poca, estimula el desarrollo de conceptos dentro de los límites normales.

La forma limitada de hablar del niño disminuido visual provoca una respuesta común al desafío de la comunicación.

El desafío de la comunicación no es solo del niño sino también del adulto que lo acompaña, por esta razón debemos tomar conciencia del lenguaje que empleamos con nuestros niños.

La adquisición del lenguaje constituye uno de los aspectos principales psicológicos. No solo el hecho de que el lenguaje sea una capacidad específicamente humana sino también el que se trate de una actividad psicológica cuyo producto es fácilmente perceptible, es una de las razones que han determinada el interés por la adquisición del lenguaje. Bajo la aparente simplicidad del desarrollo del lenguaje se esconde una enorme complejidad en la cual hay múltiples aspectos que interactúan.

Luego de analizar el lenguaje y la comunicación relacionamos estas dos con el pensamiento y sostenemos que el desarrollo del lenguaje precede al desarrollo cognitivo y que este último está determinado por el desarrollo lingüístico

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam