Autor: Dr. Néstor Montesdeoca García, Especialista en Cirugía Maxilofacial, Consultor del Departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial en la CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Fuente CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Y Asociación Oficial Española de Pacientes con Patología Temporomandibular, Dolor Neuropático y Neuralgia del Trigémino (AEPA ATM)

Más información en WIKIPEDIA

DISFRUNCIÓN DE LA ARTICULACIÓN
TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

Los desórdenes craneomandibulares tienen muchos grados de incidencia y afectación. En los casos más graves el dolor es muy agudo e impide el desarrollo de las funciones habituales. En muchos casos es un dolor incapacitante que tiene una repercusión en la vida física, psíquica y relacional del paciente producido en gran parte por una co-contracción muscular que abarca diferentes músculos del aparato masticatorio, cuello, cabeza y trapecio.

Hay muchas personas que sufren esta patología y desconocen la existencia y el origen de su enfermedad, lo cual les produce aún más desazón y les puede conducir a sufrir una depresión. Es muy frecuente que los pacientes que sufren desórdenes temporomandibulares y dolor orofacial, vayan de consulta en consulta con un gran número de preguntas y dudas, sin encontrar repuestas concretas ni a su dolor ni a sus diferentes síntomas, y sin recibir un tratamiento adecuado.

¿Qué son las enfermedades de la articulación témporomandibular (ATM)?

Son aquellas enfermedades que afectan al sistema masticatorio y todo lo que está relacionado con este. Están provocadas por una alteración de los elementos que componen dicho sistema. Cuando uno de esos elementos (dientes, encías, mandíbula, maxilar, articulación temporomandibular, músculos…) no funciona correctamente, rompe el equilibrio y obliga a los otros a adaptarse al cambio. Así mantienen la armonía que necesita el sistema masticatorio.

La mayoría de las veces la disfunción articular se produce por un problema en la oclusión dental . Se denomina oclusión dental a la forma en que los dientes encajan.

Es importante saber que el territorio facial está ricamente inervado, por lo que los pacientes con problemas temporomandibulares pueden consultar por otros tipos de dolor que sin embargo tienen un mismo origen, la articulación de la mandíbula.

¿Quién puede padecer de la ATM?

En la mayor parte de los casos, las enfermedades de la articulación témporomandibular están producidas, por malos hábitos de masticación , por defectos de nacimiento o traumatismos . Sin embargo, también es posible que estas enfermedades tengan su causa en el desgaste de alguna de los elementos del sistema masticatorio como los dientes o los cartílagos y huesos de la articulación.

¿Qué síntomas produce la afectación de la ATM?

El sistema masticatorio puede estar trabajando de forma irregular durante mucho tiempo sin que aparezca ningún síntoma. Sin embargo, cuando el equilibrio del sistema se rompe pueden aparecer los siguientes problemas:

En estos casos los síntomas nos indican que lo que va mal es la articulación temporomandibular. Eso es debido a que la ATM es la parte más débil del sistema masticatorio y la que primero puede comenzar a fallar. Para corregir esas molestias debemos saber que hay prestar atención a todo el sistema.

¿Qué tratamientos existen?

Según el diagnóstico y la severidad del problema, el tratamiento será distinto:

  1. Medidas HIGIÉNICO-DIETÉTICAS : En algunos casos, las disfunciones podrán ser solucionadas con una serie de consejos y de cuidados que el propio paciente podrá realizar. 
  2. FERULAS OCLUSALES : La mayoría de los casos tienen un problema oclusal, por lo que necesitamos realizar su corrección mediante ferulas que llevará el paciente ajustada a sus dientes.
  3. CIRUGÍA : En los casos más complejos, puede ser necesario la realización de diversos procedimientos quirúrgicos para restablecer el equilibrio del sistema masticatorio y reparar sus alteraciones.

La patología articular, es posiblemente, una de las más complejas del territorio facial. Por ello puede ser necesario el tratamiento por diferentes especialistas de forma coordinada. Es una patología crónica y los tratamientos pueden alargarse en el tiempo.

Dolor facial y enfermedades de la ATM

El departamento de Cirugía Oral y Maxilofacial de la Clínica Universidad de Navarra cuenta con una unidad especializada en el diagnóstico y tratamiento de los problemas de la articulación temporomandibular (ATM) y dolor orofacial.

La patología articular es posiblemente una de las más complejas del área facial , para su tratamiento puede ser necesaria la participación coordinada de diferentes especialistas. Así, junto a los cirujanos orales y maxilofaciales interviene la Unidad del Dolor, médicos rehabilitadores y fisioterapeutas especializados en el dolor orofacial.

El bloqueo de la articulación temporomandibular es un problema relativamente frecuente y que, en muchas ocasiones, se soluciona con una intervención relativamente sencilla denominada artrocentesis .

El tratamiento de estas dolencias depende del diagnóstico y gravedad de cada caso, pero a menudo suelen aliviarse con medidas de educación sanitaria como el conocimiento de los movimientos articulares que deben evitarse, y el empleo de una férula de descanso nocturno.

En algunos pacientes con problemas complejos puede ser necesario el abordaje quirúrgico de la articulación mediante artroscopia .

Esta técnica quirúrgica, minimamente invasiva, está indicada cuando el paciente presenta limitación de la apertura bucal y tiene un dolor que no cede con analgésicos o con la férula de descarga. El objetivo fundamental de esta prueba es diagnóstico. A través de una cámara, que se introduce en la articulación, se observan las diferentes partes que la conforman y si existe alguna alteración que pueda causar la molestias y corregirlas adecuadamente.

La neuralgia del trigémino (NT) es otro tipo de dolor. Se diferencia del anterior en que es un dolor facial. Normalmente no afecta al cuello ni a la cabeza. Es facial, ya que el trigémino es un nervio que pasa por la cara. Se llama trigémino porque tiene tres ramas. La primera, inerva el ojo, cejas y frente, la segunda, el oído, los dientes superiores, labios y el pómulo, y, la tercera rama pasa por los dientes inferiores y la mandíbula. Existen diminutas ramificaciones que inervan cada una de las piezas dentales que tenemos en la boca. Por esa razón, cada vez que una caries se extiende y llega al nervio los dientes o muelas pueden doler muchísimo.

Este dolor, el dolor neuropático se divide en dos grupos. Dolor Atípico (Dolor continuo de la cara) y Dolor de Neuralgia del Trigémino Típico (Intermitente y lacerante).

Nuestra Asociación nace con el objetivo de orientar y defender las necesidades de las personas afectadas por esta patología. La Asociación es un centro de referencia para los afectados por esta enfermedad -enfermos y familiares - donde pueden compartir sus experiencias, intercambiar opiniones e informarse.

Este trastorno requiere una atención multidisciplinar de varios especialistas médicos: odontólogos, cirujanos maxilofaciales, neurocirujanos, neurólogos, investigadores y fisioterapeutas. Por esa razón, nuestra Asociación ha cerrado un acuerdo con una red de especialistas médicos en esta patología para que los asociados que lo deseen puedan consultar otra opinión de referencia. 

La Asociación se ha creado de la mano de varios socios fundadores que padecen esta enfermedad y son profesionales independientes. Con el objetivo de mantener nuestros contenidos y conocimientos actualizados en vanguardia con los últimos tratamientos, la Asociación cuenta con la colaboración informativa desinteresada de varios especialistas médicos e investigadores cualificados en estas patologías.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam