Dr. Jaume Campistol, Neuropediatra del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona)

DISLEXIA

Hablaremos de dos trastornos del aprendizaje que son relativamente frecuentes: la dislexia y el trastorno por déficit de atención. Entonces la dislexia que es un trastorno de base neurológica que condiciona una dificultad inesperada para el aprendizaje de la lectura. Decimos inesperada porque son unos pacientes que tienen una escolarización adecuada, que tienen un nivel sociofamiliar adecuado, que tienen una inteligencia normal, que aparentemente no tienen déficits sensoriales ni visuales ni auditivos y que no tienen un trastorno de conducta importante. Pero a pesar de esto, estos niños no progresan y tienen una dificultad importante para la lectura. Se habla de que en la dislexia existe un déficit fonológico aislado, es decir, pacientes con inteligencia normal y que tienen unas habilidades lingüísticas relacionadas con la comprensión absolutamente intactas. Sin embargo, tienen un trastorno en el escalón más bajo que es el fonológico, que les impide el acceso a un nivel mucho más alto, es decir, a un nivel de comprensión.

Avances en el conocimiento de la dislexia

¿Qué conocimientos hay recientes en relación con la dislexia? Pues que es un problema prevalente, para algunas series entre el 5 y el 15 por ciento, otras entre el 5-10 por cien y algunos llegan hasta el 17,5 por ciento. Afecta por igual a niños y niñas y es un trastorno permanente, esto es importante conocerlo, los pacientes que tienen dislexia la van a tener toda la vida. En todo caso, es un cuadro que trabajado puede tener una evolución excelente como veremos a continuación. Se sabe que hay unas bases genéticas de la dislexia en los que existen cuadros familiares de dislexia, se considera que entre el 25 y el 65 por ciento de niños con dislexia, uno de sus progenitores ya había presentado un cuadro igual, lo que pasa es que hace 30 años se conocía menos la dislexia, se le daba menos importancia. Algunos autores han mapeado los genes que presuntamente pueden estar implicados y en algunos casos se han encontrado anomalías cromosómicas evidentes a nivel del cromosoma 6 y del cromosoma 15. es cierto que están en dos cromosomas distintos, que no tienen nada que ver uno con el otro, pero que en algunos casos familiares se han encontrado delecciones a nivel del cromosoma 6 y al cromosoma 15.

Problemas previos a la dislexia

Tienen dificultades para la lectura, previamente ya tienen problemas, ya tienen alguna manifestación. Por ejemplo, muchos de ellos tienen un cierto retardo del lenguaje, lo han adquirido un poco más tarde, no emiten frases hasta los dos años y medio. Tienen problemas con los sonidos de las palabras que son similares, las confunden con mucha facilidad. Tienen dificultad para el lenguaje expresivo, también pueden manifestar dificultades de denominación, para aprender y sobretodo para asociar sonidos y letras. Estos niños con dislexia tienen dificultades para el aprendizaje de la lectura, dificultades en la decodificación de las palabras, tienen particular dificultad en la lectura de palabras sin sentido, la lectura es lenta, el deletreo es muy pobre y la lectura oral es muy incorrecta, poco natural y la comprensión es bajísima. Sin embargo, la comprensión que tienen estos niños en general es superior a la habilidad en la decodificación y existe en estos niños un desnivel importante respecto a sus compañeros solamente en el área lecto-escritura, porque en otras áreas el rendimiento es absolutamente normal.

Tratamiento

No hay un tratamiento específico, no hay una medicación o una intervención, el tratamiento es la reeducación. Cuanto antes se diagnostique, en educación primaria hay que reeducar el déficit de base, si se diagnostica más tardíamente pues hay que reeducarlo pero hay que intentar acomodarse un poco a este déficit e intentar minimizarlo al máximo. Tener en cuenta además que los niños y niñas que padecen dislexia tienen otros trastornos asociados. Con mucha frecuencia niños con dislexia tienen déficits de atención con o sin hiperactividad, desde un 12 a un 24 por ciento de ellos. Trastornos emocionales secundarios es lógico, los problemas de dislexia les condicionan problemas emocionales desde el punto de vista de baja autoestima, fracaso, baja tolerancia a la frustración, etc. que influyen en el niño, en su familia.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam