Sandra Katz es coordinadora de la Red Universitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad.

La entrevista realizada por Nicolás Bustamante fue publicada en EL TIEMPO.COM el 28 de marzo de 2014

Especialistas somos parte del problema de la discapacidad

Hace unos días el Ministerio de Educación Nacional presentó el documento Lineamientos Política de Educación Superior Inclusiva, un esfuerzo por reglamentar y orientar el trabajo de las instituciones de educación superior en el diseño de estrategias que faciliten el acceso y permanencia de poblaciones vulnerables en este nivel educativo.

Sandra Katz, coordinadora de la Red Universitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad y Derechos HumanosSandra Katz, coordinadora de la Red Universitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad y Derechos Humanos

A la presentación del documento, encabezado por la ministra de Educación, María Fernanda Campo, asistió Sandra Katz, coordinadora de la Red Universitaria Latinoamericana y del Caribe sobre Discapacidad y Derechos Humanos. Esta organización integra los trabajos en materia de discapacidad de universidades de diferentes países del continente.

Para Katz, psicóloga y profesora de educación física con un máster en integración de personas con discapacidades, "la discapacidad es una construcción social enmarcada en una retórica cultural, que tiene que ver con cómo pensamos, actuamos y construimos los entornos; desde mi punto de vista, hay tantas discapacidades como personas que las portan".

La especialista sostiene que es positivo el esfuerzo que lleva a cabo el Gobierno para mejorar las condiciones de poblaciones vulnerables; de hecho, considera que los lineamientos dados a conocer son "pioneros en su tipo", aun cuando falta mucho por hacer.

¿Cómo debe ser entendida la discapacidad?

Me cuesta pensar en este concepto como una característica de grupos minoritarios, como los raciales o de género, que son identidades que ellos mismos pueden elegir; la discapacidad es una condición impuesta por otros, y desde esa lógica no sé si muchos discapacitados quieran que los llamen así. Todos estos prejuicios que tenemos incorporados nos han llevado a pensar que los discapacitados son, según el contexto, héroes o merecedores de la beneficencia.

¿De qué manera se pueden transformar estos imaginarios desde la academia?

Lo que siempre les digo a los docentes es que si se les acerca un niño Juan con síndrome de Down, traten de descubrir lo que este tiene de Juan, porque lo de Down ya se sabe. Tenemos que empezar a ver a estas personas como ciudadanos partícipes de las decisiones de la sociedad, que evidentemente está conformada por sujetos diferentes, que no son los discapacitados, sino que somos todos y que tenemos el mismo valor. Igualmente, considero que debemos lograr una desmitificación del rol de los especialistas, quienes, en parte, somos uno de los problemas de la discapacidad.

¿Los especialistas? ¿Qué quiere decir con eso?

A veces creo que nuestra intención es marcarles un camino predeterminado por el que saben que deben pasar desde que nacen, camino que lleva a que todo lo que hagan parezca tener un fin terapéutico y de rehabilitación. Nuestro papel tiene que estar orientado a brindarles la posibilidad de que se sientan ciudadanos como cualquiera y no tan especiales, porque todavía está instalada la mentalidad de que son un colectivo de otros. Esto lo entiendo y comparto cuando pelean por sus derechos, pero no cuando se trata de otros ámbitos, pues es difícil marcar un límite entre quién es más discapacitado que otro.

¿Cuál es su opinión sobre la iniciativa llevada a cabo por el Gobierno con el documento recién presentado?

Pienso que es un avance muy importante, pionero en la región, donde hasta el momento no se han llevado a cabo proyectos similares de esta magnitud. De todas maneras, pienso que aún hay un trabajo por hacer, porque debemos replantear el concepto de inclusión; éste significa la existencia de un sujeto, que en este caso es el Estado, con la voluntad política de habilitar al otro, como si se tratara de un grupo subalterno. La pregunta debe ser de qué otra forma podremos nombrar un lugar donde todos participen sin que haya unos que habiliten la participación de otros. Entiendo que el concepto de educación inclusiva está bien planteado en estos momentos y en este contexto, pero considero que es responsabilidad de quienes estudiamos el tema evaluar si esta es la ideología que queremos transmitir.

¿Cómo queda parado el país con respecto a otros de la región luego de este documento?

Colombia es una potencia en cuanto a investigación, posgrados y publicaciones en la materia. De todas maneras, sentimos que no están realmente garantizadas las condiciones para que una persona con discapacidad pueda ingresar a la universidad o ejercer la docencia, es decir, aunque el marco estructural está, todavía existe una gran exclusión o inequidad frente a la posibilidad de ingreso.

¿Están las sociedades preparadas para asumir estos cambios?

Creo que sí lo están. En Argentina, por ejemplo, hablo de las ceremonias mínimas, que quiere decir empezar a trabajar desde abajo, construyendo colectivamente y sentando bases, desde espacios más pequeños, como los académicos. Considero que lo ideal sería poder lograr combinar dichos espacios con las decisiones y la voluntad política. Hay que tener la convicción de que es posible compartir saberes y de que no solo son algunos los que tienen el conocimiento.

¿Quiénes deben llevar a cabo un cambio más grande, los discapacitados o los no discapacitados?

Cuando estamos en ámbitos como el universitario, en los cuales quienes no tenemos discapacidad proponemos transformaciones para mejorar las condiciones de estas personas, debemos pedir sus comentarios para saber si estas ideas se acomodan a las verdaderas necesidades de esta población. Creo que no hay que estarles exigiendo constantemente a los discapacitados que peleen por sus derechos; esta es una lucha que debe ser de todos y que debe haber un coprotagonismo.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam