Adela Cortina es catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia y Directora de la Fundación ÉTNOR.

El artículo fue publicado en EL PAÍS | Opinión el 28-01-2003

/p>

El poder de los símbolos y las imágenes

El 10 de diciembre se juntó una gran cantidad de personas, en un frío penetrante, para celebrar la despedida simbólica del presidente Clinton a la comunidad con discapacidades por medio de la inauguración de una estatua del presidente Franklin Delano Roosevelt (FDR) en su silla de ruedas.

Controversia: encubrimiento u orgullo. Tal como mucho de los logros de la presidencia de Clinton, esta trajo controversias entre quienes creían que se debería haber respetado la preferencia que tenía Roosevelt por esconder su parálisis y aquellos intercesores de la discapacidad que deseaban tener un retrato auténtico de él en una silla de ruedas ya que, desde que contrajo polio a los 39 años, nunca dio un paso sin ayuda.

Tras años de discutir con el Congreso y con la Comisión de Monumentos y que los activistas de la discapacidad juntaran $1, 65 millones, se colocó la estatua de bronce de tamaño natural a la entrada del monumento a Roosevelt, que cuenta con cerca de 3 hectáreas al lado del río Potomac.

Una de las espectadoras más jóvenes, Hannah McFadden, una inmigrante albanesa de cuatro años no necesitó explicación alguna de la importancia de la estatua. "Significa que las personas con muletas o sillas de ruedas pueden hacer lo que quieran" dijo mientras saltaba en sus muletas de un rosado fuerte.

Aunque silente, el poderoso mensaje de esperanza y orgullo es exactamente lo que los activistas de la discapacidad y la alianza de los presidentes Clinton, Bush (padre), Carter y Ford deseaban que transmitiera la estatua. Al contrario de otras estatuas presidenciales que son más grande que el normal y generalmente se encuentran sobre pedestales altos o en montañas, esta se hizo a nivel de suelo a propósito e incentiva a los visitantes a una experiencia más intima.

El presidente Clinton hizo un recuento de lo que le significaba diciendo que "en 1997, cuando pedí ante el monumento que me contaran sobre la discapacidad de FDR, yo, como cualquier estadounidense que hubiese puesto atención, sabía que se había preocupado por esconder su discapacidad en casi todas las ocasiones. Pero él vivió en otras épocas cuando la población pensaba que tener discapacidades era ser inútil... Era un individuo inteligente y no deseaba perder ningún voto por el hecho que la gente lo viera en una silla de ruedas".

Continuó diciendo que "Algo que me gusta del movimiento de la discapacidad actual es que ha traspasado la barrera de sacarnos compasión para hacernos entender que se hace lo correcto porque es lo único que se debe hacer".

Un argumento en bronce. Anna Eleanor Roosevelt, nieta de FDR, comentó que él estaría orgulloso del monumento. Agregó que "Además, los monumentos son para que nosotros recordemos y no necesariamente para las personas a quienes recuerdan". El apoyo de la familia Roosevelt, los simbólicos "mantenedores de la llama", fue crucial a los esfuerzos de los activistas ya que los grupos que se opusieron habían amasado una evidencia de más de 10 mil fotos de FDR y en sólo 4 de ellas aparecía en silla de ruedas.

Alan Reich, director de la National Organization on Disability, el grupo que captó el financiamiento para la estatua dijo que lo que se presenta en bronce es una afirmación de que las personas pueden sobrepasar las circunstancias y engrandecerse. Reich, que usa sillas de ruedas y trabajaba en el Departamento de Estado, recalcó que "Más importante que la discapacidad es el hecho de sobrepasar las circunstancias, hecho que no cabe duda es universal".

FDR como modelo de acción

Los educadores y los activistas del cambio social dan gran importancia a los arquetipos, especialmente si son para la juventud y los grupos de minoría, recalcando que ellos pueden tener un accionar tan fuerte como arquetipos o motivadores hacia el éxito. La investigadora

Harilyn Rousso, que ha escrito extensamente sobre el valor que tienen los arquetipos para las mujeres y la población con discapacidades comenta que "Los estereotipos, imágenes donde las mujeres con discapacidades se ven representadas como enfermas, inútiles e incompetentes, sugieren que no podemos trabajar. Nuestra baja tasa de empleo sugiere que no podemos trabajar, a pesar que podemos y lo hacemos. Las mujeres con discapacidades de éxito son indicación de ellos... Los arquetipos... ofrecen... inspiración, apoyo, guía, contactos y evidencia concreta que las mujeres pueden sobrevivir y tener éxito en los lugares de trabajo a pesar de las barreras". ("Access to Role Models, Mentors and Muses," en prensa)

Hubo muchas personas con discapacidades que estaban felices de decirles a los periodistas que tiene la nueva estatua de FDR para ellos. Ambos miembros del Congreso en sillas de ruedas estaban allí. El senador Max Cleland, que perdió sus piernas y un brazo en la guerra de Vietnam, dijo que la foto de FDR fue la primera que puso en su oficina y luego declaró que "La experiencia de Roosevelt enfrentando a su propia depresión lo ayudó a sobrepasarse y dirigir a la nación entera para salir de la Gran Depresión [de fines de la década de los 20]". El recientenmente electo diputado Jim Langvin, que quedó en silla de ruedas a causa de un disparo accidental dijo que la estatua es un mensaje poderoso porque "Las personas de todo tipo deberían estar orgullosas de lo que son, sin que importe sus diferencias físicas o mentales".

Meryl Shector, ciega de nacimiento y funcionaria de la Administración de Seguro Social vino a sentir la estatua con sus manos. Sobre FDR dijo que "Me dio fuerzas porque me hizo creer que si él fue capaz de hacer lo que hizo, mi límite era el cielo".

Deborah McFadden, que adoptó a Hannah y a un niño ruso con discapacidades dijo que la estatua le hizo sentirse patriota. Siendo una ex-jefe de servicios federales para las personas con discapacidades de desarrollo, comentó que "En sus países las personas mueren a causa de sus discapacidades o las esconden. En Estados Unidos no las escondemos: el presidente viene a rendir honores a las personas con discapacidades".

Michael Winter, un personero de alto nivel dentro de la administración Clinton en el Ministerio de Transporte, ha usado una silla de ruedas desde que era niño. Al recordar el año que pasó en el hospital cuando tenía 9 años, dijo que "My héroe era FDR. Pensaba constantemente en él y mi madre me contó que FDR era una gran persona, que comandaba el país desde su silla de ruedas... y, por eso, puedes hacer lo que quieras".

Cynthia Jones, directora del Centro para una Sociedad Accesible, estuvo de acuerdo con los comentarios sobre los modelos, pero acotó que como le tomó mucho a la discapacidad el hacerlo una realidad, no cabe duda que hay que hacer una cantidad de trabajo para lograr el reconocimiento y los derechos civiles plenos para las personas con discapacidades. El Centro, administrado por periodistas profesionales, funciona para lograr la atención del público y prensa sobre la discapacidad y temas pertinentes a la vida independiente.

Cobertura de prensa.

La cobertura de los principales periódicos y servicios noticieros respaldó a los activistas y por lo general citaron a espectadores con discapacidades para recalcar sobre la importancia especial de la estatua para el grupo. Un comentarista eminente, Hugh Sidey de la revista Time, escribió que "FDR dirigió las guerras contra la Gran Depresión y contra el Eje Nazi desde su silla de ruedas". Esta declaración hace eco de las consignas del día, "Y lo hizo desde su silla de ruedas", canto que es una variación de la consigna preferida de las feministas que haciendo un comentario sobre el famoso bailarín Fred Astaire, nos recuerdan que "Ginger Rogers hizo todo lo que él hizo en tacos altos y retrocediendo".

Los académicos de la discapacidad comentan.

En el ejemplar del 26 de enero de la Chronicle of Higher Education, Rosemary Garland-Thomson, profesora de Inglés de la Universidad de Howard y autora ampliamente publicada en temas de la discapacidad, escribió un artículo sobre la forma en que se seleccionó la leyenda de la estatua nueva, "El monumento a FDR: ¿Quién habla desde la silla de ruedas?"

El artículo está disponible en toda su extensión en este enlace; pero en resumen, la Comisión rechazó la selección preferida por los activistas, "Sabemos que la igualdad del individuo para hacer cosas nunca ha existido y nunca existirá, pero insistimos que se debe lograr la igualdad de oportunidades".

En cambio, se escogió una cita de Eleanor Roosevelt: "La enfermedad de Franklin le dio fuerzas y valentía que antes no tenía. Tuvo que pensar en la importancia de vivir y tuvo que aprender la lección más grande, la de la paciencia infinita y la de la persistencia sin fin".

Garland-Thomson presenta un caso contundente sobre por qué los académicos de la discapacidad creyeron que la leyenda debió hablar una situación diferente. Escribe que "Vimos a FDR como a alguien definido por su discapacidad y que, a su vez, definió su mundo y a aquel que lo siguió. Esperábamos ver una cita que narraba sobre la discapacidad mientras contaba historias estereotipadas sobre gente valiente que sobrepasó su discapacidad o encontró serenidad por medio del sufrimiento".

"Ya basta de aquellas narraciones opresoras que dominan el pensamiento público y que circulan en las teletones, la ficción y las narrativas sentimentales. El monumento a FDR debería ofrecer la visión de un dirigente completo y no la de un lisiado santiguado".

Hay, sin embargo, alguna ironía en que el texto seleccionado sobre la discapacidad es la voz de Eleanor Roosevelt. Según los estudios exhaustivos de Hugh Gallagher sobre el presidente (el discurso Splendid Deception y otros), aunque FDR hizo todos los esfuerzos posibles para encontrar financiamiento y financiar una vacuna para la polio y pasaba algo de tiempo una vez al año con sus amigos afectados por la polio en el centro de rehabilitación Warm Springs, si los activistas de la discapacidad llegaron a entrar a la Casa Blanca, fue Eleanor quien se reunió con ellos y los aconsejó

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam