Publicado por el instituto sueco septiembre 2012
Más datos en: SWEDEN.SE

POLÍTICA SOBRE DISCAPACIDAD:

DIGNIDAD Y DEMOCRACIA EN SUECIA

En Suecia, casi un millón y medio de personas tienen una discapacidad de algún tipo. Durante mucho tiempo, el objetivo principal de la política sueca sobre discapacidad ha sido asegurar que las personas de ese colectivo tengan poder e influencia sobre sus vidas cotidianas. Para lograr ese objetivo se ha cambiado el enfoque de las cuestiones sociales y de bienestar a la democracia y los derechos humanos.

Foto de un usuario de silla de ruedas pasándose a una canóa en un lago accesible En Suecia, los discapacitados tienen igual derecho a una vida independiente que cualquier otro ciudadano. Foto: Handikappförbunden

En el 2011, el Gobierno sueco lanzó una nueva estrategia que sirva de guía para su política sobre discapacidad para el periodo hasta el 2016. La finalidad consiste en dar a los discapacitados mayores posibilidades para participar en la sociedad en igualdad de condiciones con los demás ciudadanos. A tal efecto, se han identificado diez áreas prioritarias, tres de las cuales reciben una atención especial: el sistema de justicia, los transportes y la TI.

EL SISTEMA DE JUSTICIA

Todos los ciudadanos deben sentir que las leyes son razonables y relevantes, que el sistema de justicia está ahí para ellos, y que es eficaz y asegura la conformidad con sus derechos legales. Por lo tanto, las autoridades policiales tienen que analizar sus operaciones desde la perspectiva de los discapacitados. En el 2010, el Ministerio Fiscal de Suecia inició un proyecto para evaluar cómo difunde información a víctimas de delitos con discapacidades y cómo pueden asimilar dicha información. En el 2012, la Administración Nacional de Tribunales está desarrollando un plan de acción para mejorar la accesibilidad de los tribunales suecos.

TRANSPORTES

Tener la posibilidad de desplazarse sin impedimentos es de vital importancia para las personas con discapacidades. Todos los ciudadanos tienen que poder trabajar, estudiar y tomar parte en actividades comunitarias en igualdad de condiciones.

A tal efecto, el Gobierno sueco ha dado instrucciones a los Ayuntamientos del país para que adopten medidas que aumenten la accesibilidad de instalaciones como las paradas de autobuses y de tranvías. Además, está revisando la Ley de Discapacidad y de Transporte Público. Por otra parte, planea introducir una ley nueva que establezca los derechos de los usuarios de los transportes públicos locales y regionales.

ESTRATEGIA PARA LA TI

El sector público utiliza internet como canal de información cada vez en mayor medida. Nuevas herramientas de TI pueden aportar a los discapacitados un mayor grado de independencia. Por eso se hace especial hincapié en la inclusión digital en la estrategia nacional sueca para la TI.

META: LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

La inaccesibilidad general implica que las personas con discapacidades funcionales no tengan las mismas oportunidades que otros para participar en la vida de la comunidad. El Gobierno sueco trabaja de diversas formas para superar ese problema.

Foto de un chico en silla de ruedas con su asistente
La Ley de Educación establece que los niños con necesidad de asistencia especial en la escuela, deben recibirla. Foto: Bildarkivet.se

En Suecia, el bienestar social es para todos, pero también hay programas especiales diseñados para hacer frente a las necesidades de los discapacitados. Un rasgo importante de la Ley sobre Apoyo y Servicio a Personas con Ciertas Discapacidades Funcionales (LSS) es el que da a los discapacitados el derecho a una asistencia personal que, en principio, es gratuita. La amplitud de la ayuda recibida depende del alcance de sus discapacidades.

MODIFICACIÓN DE LA VIVIENDA

Los discapacitados pueden solicitar subsidios municipales con objeto de adaptar su alojamiento. Eso puede incluir la eliminación de umbrales, el montaje de barras de apoyo, la ampliación de entradas, la instalación de abridores de puertas automáticos o de ascensores especiales. Esos subsidios cubren todo tipo de discapacidad, incluidas las de movilidad, visión reducida, afecciones mentales y alergias. El primero de esos subsidios quedó disponible sobre una base experimental en 1959 y fue introducido formalmente en 1963.

Todo el que tenga necesidad de un apoyo extra, puede residir en viviendas de grupo, en las que el personal presta su asistencia las 24 horas del día. Esa modalidad de vivienda comprende generalmente cierto número de apartamentos con una gama de servicios comunes. Otra alternativa es el apartamento con servicio, donde se puede vivir de forma completamente independiente, pero pudiendo pedir asistencia en cualquier momento. Otra opción es el hogar familiar, que posibilita a los niños con discapacidad funcional la vida con una familia distinta de la suya durante ciertos periodos.

PRESTACIÓN PARA AUTOMÓVIL

Las personas con grandes dificultades para viajar o usar los transportes públicos, pueden recibir un subsidio para automóvil de la Agencia Sueca de Seguro Social. Puede que esas personas tengan dolores o dificultades para respirar, una movilidad reducida o un mal sentido del equilibrio. Los padres de niños con discapacidad funcional también pueden solicitar un subsidio para automóvil.

FINANCIACIÓN DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

El Estado es responsable de ayudar a las personas a encontrar y conservar trabajos mediante sus oficinas de empleo. A veces, los empleadores que contratan a personas cuya capacidad laboral es limitada, tienen derecho a subvenciones salariales. El proveedor estatal de bienes y servicios, Samhall, ofrece a discapacitados puestos de trabajo significativos que amplíen su desarrollo personal. Asimismo, los discapacitados pueden obtener diversos tipos de asistencia económica de la Agencia Sueca de Seguro Social.

ESTOCOLMO PARA TODO EL MUNDO

Foto de un perro guía
En la última década, Estocolmo ha quedado más accesible. Foto: Melker Dahlstrand

El Ayuntamiento de Estocolmo ha mejorado de forma significativa la accesibilidad en la capital. Por ejemplo:

EL MOVIMIENTO DE DISCAPACITADOS, UNA FUERZA VITAL

Las organizaciones suecas de discapacitados han influido en la formulación de la política durante más de 50 años. La mayoría de esas organizaciones están afiliadas a la Federación de Asociaciones de Discapacitados de Suecia, que aglutina a diversas entidades y que está diseñada para influir en la política oficial. La federación es miembro activo del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF), una ONG independiente que representa los intereses de 80 millones de europeos con discapacidades.

Esas organizaciones ayudan a crear una opinión pública presentando las demandas de sus miembros y proponiendo mejoras. En el 2011, alrededor de 60 organizaciones de discapacitados recibieron subvenciones estatales por un total de más de 182 millones de SEK (21,8 millones de EUR /27,3 millones de USD) como ayuda para ejercer sus actividades. La mayoría están organizadas sobre la base de las discapacidades de sus miembros. Muchas tienen secciones juveniles especiales, y algunas se centran específicamente en los niños y las familias.

LEYES CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

La Ley sobre Apoyo y Servicio a Personas con Ciertas Discapacidades Funcionales (LSS) entró en vigor en 1994. Se trata de una ley de derechos humanos diseñada para ofrecer a personas con amplias discapacidades mayores oportunidades para llevar una vida independiente, y para asegurar que tengan iguales condiciones de vida y que disfruten de una plena participación en la vida de la comunidad. Puede ofrecer apoyo en forma de asistencia personal en la vida cotidiana, asesoramiento, viviendas con servicios especiales o asistencia a padres de hijos discapacitados. Como su nombre indica, la ley se aplica solo a ciertos grupos de discapacitados. Las personas no cubiertas por ella pueden solicitar asistencia de su Ayuntamiento según la Ley de Servicios Sociales. Esa legislación y la Ley de Ordenación del Territorio y Construcción son ejemplos de instrumentos legales que contienen cláusulas aplicadas específicamente a discapacitados.

En el 2009 se introdujo en Suecia la Ley contra la Discriminación, cuya finalidad general consiste en reforzar la protección legal de la persona y ayudar a las víctimas de discriminación a obtener reparación y compensación económica.

La ley combate la discriminación basada en razones de género, identidad o expresión transgénero, etnicidad, religión u otras creencias, discapacidad, orientación sexual o edad, y está dividida en dos partes. La parte proactiva de la ley impone el deber de adoptar una acción positiva y se refiere a la vida laboral y al sistema educativo. La parte reactiva trata de la prohibición de discriminar en la vida laboral, en el sistema educativo y en otros campos de la sociedad.

La Defensoría contra la Discriminación (DO) supervisa el cumplimiento de esas leyes.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Las Normas Uniformes de la ONU sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad es una piedra angular de la política sueca en ese campo.

El Gobierno sueco ratificó la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en el 2008.

A diferencia de las Normas Uniformes, esa convención es legalmente vinculante. Como consecuencia, Suecia se ha comprometido a asegurar que la legislación nacional no discrimine a los discapacitados.

FACILIDAD DE ACCESO

En una sociedad que se propone permitir a todas las personas participar en ella en iguales condiciones, prescindiendo que adolezcan de discapacidad, es necesaria la facilidad de acceso en las vías y lugares públicos y en el transporte. Para mejorar su facilidad de acceso, el gobierno está cooperando con la Asociación de Autoridades Municipales y Regionales, a fin de garantizar que toda persona pueda transitar en ellos.

Las personas que tienen dificultad en utilizar los medios de transporte colectivo, debido a discapacidad, tienen el derecho al transporte subvencionado en taxi o en vehículos mayores adaptados. Los municipios tienen la responsabilidad de prestar ese servicio. En algunos casos, se conceden subsidios para los vehículos de propiedad de discapacitados.

Las personas discapacitadas pueden solicitar subsidios municipales para modificar su vivienda, por ejemplo, eliminando umbrales, colocando rieles de apoyo, ensanchando las puertas o instalando abrepuertas automáticos y ascensores especiales. Los subsidios rigen para todo tipo de discapacidad, como la movilidad limitada, la visión disminuida, afecciones mentales y alergias.

El principal objetivo de la política sueca relativa a la discapacidad ha sido, de larga data, garantizar que las personas con esas deficiencias tengan facultades e influencia en su vida cotidiana. Para lograr ese objetivo, la orientación ha cambiado ahora de los aspectos sociales y de bienestar a la democracia y los derechos humanos.

Casi todas las personas que tienen alguna discapacidad en Suecia viven en su propio hogar, y la mayor parte de los niños discapacitados se crían en sus familias. La mayor parte de esos niños y adolescentes asisten a colegios ordinarios, aunque hay centros escolares especiales para los sordos o con audición disminuida, o que tengan graves discapacidades motrices o de aprendizaje. También hay planes de establecer escuelas especiales para estudiantes de visión deficiente sumada a otras discapacidades, y para estudiantes con graves impedimentos del habla.

EDUCACIÓN

Desde la preescolar, a los suecos se les estimula a pensar en forma independiente. Es uno de los medios con que Suecia mantiene su larga y orgullosa tradición de innovación.

El espíritu innovador puede observarse en el hecho de que Suecia siempre está a la cabeza en los índices europeos de inversiones en investigación proporcionales al PIB y en el número de trabajos científicos publicados per cápita.

El sistema de educación está basado en la recaudación fiscal, apoyada por programas subvencionados públicamente de formación complementaria, reciclaje profesional, escuelas de adultos y grupos de estudio. El sector privado, por su parte, ofrece un sistema avanzado de formación complementaria y mejoramiento de las aptitudes.

A nadie se le niegan los recursos que necesita: la Ley de educación establece que los menores que necesiten asistencia especial en el colegio la reciban. También prescribe que haya igualdad en la educación de todos los niños, prescindiendo de su lugar de residencia en el país y de su capacidad o discapacidad.

Cabe mencionar que la proporción de personas con grado de bachillerato es algo mayor entre las que adolecen de discapacidad que entre las que no las tienen. En la educación superior ocurre lo contrario, si bien va en aumento el número de personas discapacitadas que estudia en universidades y escuelas superiores.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam