ALEX GARCIA es brasileño y sordociego. Presidente de Agapasm. Especialista en Educación Especial. Vencedor II Premio Sentidos. Rotariano Honorário - Rotary Club de São Luiz Gonzaga-RS. Líder Internacional para el Empleo de Personas con Deficiencia - Professional Program on International Leadership, Employment, and Disability (I-LEAD) - Mobility International USA - MIUSA

La entrevista que traemos aquí fue inicialmente publicada en Agaspam

POR UNA SOCIEDAD MÁS HUMANA

Alex García
Alex García

Aproximar el "mundo de la sordoceguera" a la sociedad. Esa es la propuesta del especialista en educación especial Alex Garcia en el libro "Sordoceguera: empírica y científica". La obra fue concebida a partir de las experiencias personales de Garcia, que es sordociego, en su trabajo como activista de la inclusión. En la tentativa de elucidar esta deficiencia sin los "miedos" que la cercan, "Sordoceguera: empírica y científica", resalta, a través de conocimientos específicos de esta condición y metodologías para la intervención educacional, soluciones para un mundo más solidario y pautado por el respeto. Lea la siguiente entrevista, donde el autor destaca algunos tópicos del libro, habla sobre preconcepto contra deficientes y lanza ideas para una mejor convivencia en sociedad.

¿Cuál es el objetivo específico de "Sordoceguera: empírica y científica"?

Crear un movimiento de inclusión social, de libertad, autonomía y soberanía plena de las personas sordociegas. Demostrar que nuestras "diferencias" no son obstáculos imposibles de ser transpuestos. Que queremos y podemos enseñar y aprender como todo y cualquier ciudadano.

¿Cuándo surgió la idea de escribirlo?

La idea maduraba a cada día. A cada "negación" de nuestra identidad y de nuestros derechos. De las exclusiones cotidianas y de la intensa necesidad de ser y existir de los sordociegos. No es una idea unitaria, pero sí la suma de hechos pasados y presentes.

¿Cómo fue el proceso de creación?

El proceso es sin duda uno de los "motores" del movimiento que pretendo crear. La edición fue autónoma y libre. Con mis condiciones de persona con deficiencia me registré en la Biblioteca Nacional como "Editor Persona Física" y así mantuve la total soberanía sobre la edición del libro. Como editor busqué todos los registros necesarios y acompañé la organización de la obra en formato impreso y también en el formato accesible audio-libro. La edición es un verdadero acto de ciudadanía, libertad y autonomía de una persona con deficiencia.

¿Cómo son expuestos los contenidos?

El libro está organizado en cinco capítulos en un total de 150 páginas. Contiene glossario de términos, referencias bibliográficas y anexos. Primeramente, hago reflexiones sobre conceptos y clasificaciones de sordoceguera; después destaco aspectos legales y, en seguida, las patologías causadoras de sordoceguera. En los dos capítulos finales, abordo la educación de los sordociegos; y por fin, destaco la sordoceguera pre e postsimbólica.

¿Su experiencia personal lo influenció para escribir el libro?

Totalmente. En primer lugar como una persona sordociega. En segundo, como educador especial, pues me dedico a la educación y al desarrollo de sordociegos. Mis actuaciones en Brasil y en el exterior también influyeron, pues me proporcionaron observar y reflexionar sobre diversas realidades.

¿Usted ya sofrió algún tipo de preconcepto?

Muchas veces. La vida de una persona con deficiencia o que presenta "diferencias" está o estuvo marcada por preconcepto. Mas estas actitudes, a medida que sacuden nuestra identidad, también impulsan grandes transformaciones en nuestras vidas.

Con relación a las políticas públicas dirigidas a las personas con deficiencia, ¿qué cree usted que aún falta ser hecho?

Creo que tenemos que avanzar más en la cuestión de las relaciones de poder existentes en nuestro medio y que organizan y desarrollan las políticas públicas. Estoy desarrollando esta reflexión en estos últimos tiempos en mis conferencias. Parece complejo, pero lo que deseo destacar es que precisamos de más "poderes" en esta relación. Así será posible abolir la condición subalterna que muchos de nosotros nos encontramos, y entonces seremos más agentes de este proceso.

¿Cuál es el papel de la educación y de las escuelas en el cultivo de esa práctica?

La educación es la única forma de desarrollar mentes libres y democráticamente orientadas en la práctica de los derechos u deberes. La escuela, a su vez, tiene su importancia, pues es uno de los lugares donde transmitimos esos valores. Conviene destacar que la educación y la escuela son en verdad "fundaciones" generadas por personas humanas. La responsabilidad es en verdad de nosotros mismos.

Y en cuanto a la inclusión social, ¿usted cree que hay avances?

La inclusión social está avanzando mucho bien. A cada día observo actitudes con carácter inclusivo por todo Brasil. Estamos dando pasos al frente, y no podemos retroceder, pues la inclusión social es una constante a medida que nosotros evolucionamos.

¿Cómo se da la articulación entre el respeto y la atención?

El respeto es algo humanamente construido y se muestra, o por lo menos debería, en las relaciones de persona a persona. La atención se coloca en este plano más en la esfera política de derechos y deberes. Respeto y atención debidamente articulados y desarrollados sería lo que todavía batallamos para alcanzar. A veces tenemos el respeto por nuestro semejante, pero negamos atención a éste. Otras veces la atención es considerada, pero de una forma "amarga" y bastante irrespetuosa, con aire de obligación.

¿Cómo define usted la importancia de "Sordoceguera: empírica y científica" para la sociedad?

Es importante para el descubrimiento de aquéllos que van a tener el primer contacto con la sordoceguera. Para aquéllos que ya tienen contacto tendrá la continuidad como importancia. Descubrimiento y continuidad son la esencia de una sociedad democráticamente dirigida al futuro.

¿Cuál es la importancia de la mirada atenta para una sociedad más harmoniosa y justa?

La importancia está en que el mundo no acabará en breve. Nuestras generaciones permanecerán y estas personas gustarían vivir en un ambiente harmonioso. Es nuestra responsabilidad, en este momento presente, dejar algo de bueno a nuestros semejantes.

¿Cómo definiría usted esa mirada?

¡Amor y complicidad!!

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam