Óscar Moral Ortega es
Asesor jurídico de PREDIF

Este artículo fue publicado en el núm. 55 de la revista PLATAFORMA

JUSTICIA GRATUITA Por Óscar Moral Ortega

Fotografía de un juicioUna de las situaciones que recurrentemente se mencionan para no poder ejercitar los derechos y hacerlos cumplir por aquellos que los vulneren, es lo costoso que es iniciar un proceso judicial.

Esta traba ha sido eliminada por una modificación de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita realizada en el pasado mes de julio. La norma viene a favorecer a ]as personas con discapacidad inmersas en un procedimiento judicial, a las personas que tengan a su cargo y que actúen en representación a interés de una persona con discapacidad, cuando sus ingresos y recursos no superen el cuádruplo del salario mínimo interprofesional; así como a las organizaciones declaradas de utilidad publica, cuando actúen en defensa de sus intereses o de una persona con discapacidad que lo solicite.

Esta ampliación de los derechos a las personas con discapacidad, venía siendo reclamada desde largo tiempo por el movimiento asociativo y el mismo puede y debe ser un instrumento idóneo para instar un mayor cumplimiento de los derechos referidos a las personas con discapacidad.

El contenido concreto de la asistencia gratuita se vertebra en los siguientes derechos: el asesoramiento y orientación que se precise antes de un proceso judicial, la asistencia de letrado al detenido o preso, la defensa y representación por abogado y procurador en los procedimientos judiciales en que sea parte una persona con discapacidad o entidad asociativa de utilidad publica, la asistencia pericial en los procesos, la exención de los depósitos que fueran obligatorios en la interposición de recursos, obtención de copias, testimonios..., inserción de anuncios o edictos que fueran obligatorios en un procedimiento, así como la reducción en derechos arancelarios en los registros y notarios que tuviera relación directa con el proceso en el que intervenga una persona con discapacidad.

De esta relación de situaciones de gratuidad, de exención o reducción deberíamos intentar extraer la conclusión de que el legislador ha puesto a disposición de las personas con discapacidad y de las entidades representativas un instrumento mas para ser utilizado. En otros artículos publicados en PLATAFORMA he señalado que las normas por si mismas no cambian las realidades, se precisa un cambio también en la sociedad y en nosotros mismos, que formamos parte de ella.

Esta dentro de nuestra voluntad denunciar cuando sea necesario aquellas situaciones que vulneren nuestros derechos y acudir a los tribunales de justicia cuando creamos que nuestras libertades o derechos fundamentales puedan no estar siendo respetados.

Este es, come señalaba al principio, un instrumento mas interrelacionado directamente con los contenidos de ley de Igualdad de Oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal.

Tenemos que ser capaces, y ese es nuestro reto y obligación, de saber utilizar con inteligencia y eficacia los mecanismos que nosotros mismos hemos reclamado para que nuestros derechos sean respetados.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam