Vacaciones con COCEMFE

NUEVE DÍAS EN BENIDORM

Todo el grupo en el Museo del Turrón
Todo el grupo en el Museo del Turrón

Es la primera vez que utilizo el canal vacaciones que COCEMFE gestiona cada año con la subvención del INSERSO. Antes, por razones personales y de trabajo, no tuve oportunidad. Así, en virtud de esta novedad y por lo útil que pueda resultar para otro que en mi caso se encuentre, me pareció oportuno realizar este reportaje si así se puede denominar la breve descripción lúdica que sigue.

Benidorm desde el Mirador
Benidorm desde el Mirador

Somos del norte y por lo tanto no creo sea noticia que a primera hora de la mañana, cuando nos pusimos en marcha, lo hiciéramos bajo un torrente pluvial pero sí nos parece cuanto menos curioso que llegáramos a Benidorm bajo los efectos de un temporal de viento y agua de mil demonios. Personalmente me daba la impresión de estar volviendo a casa.

El navegador nos dejó ante la puerta del hotel Helios sobre las 18 horas lo que quiere decir que no nos acogimos a la posibilidad de viajar con el resto de compañeros desde Madrid en el autocar que al efecto utilizan. Habíamos acordado llamar por teléfono a uno de los monitores pero como llegamos antes que ellos preferimos entrar e identificarnos lo que llevamos a cabo con la ayuda del personal de seguridad del hotel que amablemente nos protegió con los paraguas como podían.

Paseo de Levante
Paseo de Levante

Todo fue muy rápido, nos esperaban, nos facilitaron la tarjeta correspondiente a una habitación de las adaptadas que el hotel dispone en la planta baja y, como estaba previsto mantener con el resto de los viajeros y los tutores una reunión, nos apresuramos a colocar las cosas en su sitio, refrescarnos y perfumarnos un poco para acudir puntual al encuentro que se produjo al filo de las nueve de la noche.

Imágenes en la arena
Imágenes en la arena

Todas las instalaciones del Hotel Helios son accesibles. La entrada se encuentra por debajo del nivel de la acera contando con una rampa de medidas reglamentarias para salvar el desnivel. Dentro tienen ascensores adaptados para bajar al restaurante, bar y piscina y también para acceder a las plantas superiores. La piscina cuenta con grúa para personas con movilidad reducida, está cubierta pero no climatizada lo que, según los casos, puede ser un inconveniente cuando la temperatura ambiental baja como era el caso de la época del año en la que nosotros hemos asistido (primera decena de diciembre). Disponen igualmente de aseos adaptados para usuarios de silla de ruedas en las zonas comunes pero el cuarto de baño de nuestra habitación tenía el pequeño o gran inconveniente de que la barra de ayuda para transferencias había sido erróneamente instalada junto a la pared en lugar del lado opuesto con lo que su grado de utilidad era nulo. Por lo demás tanto el aseo como la habitación tenía unas excelentes dimensiones, cómoda y con terraza a la que también se podía acceder con la silla de ruedas gracias a unas rampas de fabricación que tienen instaladas tanto por la parte de dentro como la de fuera.

En el mirador
En el mirador

Éramos unos treinta los que participábamos en esa primera reunión más los tres monitores: Mónica, Verónica, Julián y el conductor del autobús. Todos muy alegres y amables además de profesionales. Nos entretuvieron muy poco, algunos eran viejos conocidos de encuentros anteriores y otros no. Repartieron un folio con instrucciones, teléfonos y la descripción de las excursiones que tenían programadas a lugares próximos. Tenían preparadas unas cuantas, pero por razones que no viene al caso comentar, nosotros solo nos apuntamos a visitar el MUSEO DEL TURRÓN en Jijona.

Desde que llegamos no movimos el coche, allí quedó hasta nuestro retorno, por el contrario y a pesar de no acudir al resto de las excursiones o mejor dicho, precisamente por ello, pateamos toda la ciudad de Benidorm a su largo y ancho, utilizamos el transporte público urbano para desplazarnos hasta un punto alto de la ciudad y contemplar la estación del Tram, su accesibilidad y las posibilidades de viajar con la silla de ruedas. Recorrimos todo el paseo de Poniente y de Levante hasta el límite de la ciudad. Subimos al mirador, etc… De todo ello son exponentes algunas fotos que aquí reproducimos y otras que tenemos colgadas en el Facebook de ocio adaptado.

Nos vamos colocando en el autobús
Nos vamos colocando en el autobús

Pudimos comprobar que Benidorm es una de las ciudades más cómodas para los usuarios de silla de ruedas y no solo porque la mayoría de los accesos a las aceras y zonas peatonales cuentan con los rebajes correspondientes sino también porque hay mucho establecimiento adaptado o por lo menos accesible y es este un aspecto que claramente puede plantear problemas de convivencia. Es lamentable que en una época en la que viajar a la luna o hacer una excursión interplanetaria sea relativamente fácil mientras que comprar el pan o tomar una cerveza resulte tan complicado para un usuario de silla de ruedas; como escuché recientemente decir a la deportista y paralímpica Gema Hassen-Bey, “muchas veces miramos demasiado hacía arriba mientras perdemos la perspectiva de los pequeños detalles que a la postre son los que hacen feliz o infeliz a la gente”.

Abundando en lo mismo, como decíamos, muchos fueron los locales de ocio, tiendas de ropa, comestibles, regalos, etc…, que pudimos visitar sin dificultades además de constatar que algunos contaban con aseos adaptados. Sus referencias pueden ser vistas en la página OcioAdaptado consultando la zona de Alicante.

Visitantes al museo del Turrón
Visitantes al museo del Turrón

La estación del TRAM, a la que acudimos en autobús por recomendación del personal del hotel por estar un poco lejos, es accesible pero no cuenta con aseos adaptados. Pudimos comprobar que los trenes son accesibles igualmente y que, desde esa estación, podemos desplazarnos sin dificultades hasta Alicante por un lado o hasta Denia según el sentido que tomemos. Para bajar preferimos hacerlo dando un paseo por la Avda. del Rey Jaime I hasta la playa de Poniente en lugar de volver en el urbano.

No todo el colectivo está adaptado. Según la propia compañía nos advirtió, hay un 14% de los autobuses que no cuenta con rampa aún, no obstante nos comentaron que, al estar repartidos estos por todas las líneas, puede ocurrir que nos encontremos con uno no accesible pero con seguridad el siguiente lo será. Algunos tienen rampa automática aunque la mayoría la tiene manual porque, según dicen dan menos problemas aunque obliga a que el conductor baje del autobús para manualmente extraerla. Todo el personal con que nos encontramos se mostró amable y atento.

Vista general del museo
Vista general del museo

La playa de Poniente tiene un paseo nuevo y agradable de recorrer. La temperatura que disfrutamos durante todos los días que en Benidorm permanecimos fue excelente y permitió ese día y el resto, pasear junto al mar, tomar cervezas y café en los numerosos locales de los paseos y, en definitiva, disfrutar de un breve periodo vacacional que resultó grato y satisfactorio.

Hacia la mitad de la playa de Levante que se encuentra a tiro de piedra del hotel Helios en el que pernoctamos, han instalado una biblio-playa con sillas y estanterías de libros y periódicos para que los visitantes puedan disfrutar de un momento de relax y leer la prensa, por ejemplo. Se accede por un entarimado de madera cómodo para las sillas de ruedas. Así mismo hay un servicio de ayuda para el baño de personas con movilidad reducida, sillas especiales y personal para facilitar el acceso al agua.

Herramientas impresión envases
Herramientas impresión envases

Como ya hemos dicho, uno de los días participamos en la excursión al museo del turrón en JIJONA. El museo es privado y se encuentra en las instalaciones de la fábrica de turrones EL LOBO responsable de la comercialización de las marcas 1880 y EL LOBO. La ciudad de Jijona se encuentra relativamente cerca y el traslado ocupó una hora aproximadamente pero hay que contar con el trasiego que se realiza de acomodo de sillas de ruedas, transferencia a asientos de los que pueden, cargar y descargar sillas, etc…, a pesar de ello, todo se hizo bastante rápido, sin duda, gracias a la experiencia y profesionalidad demostrada por los monitores y el conductor del camión que rápidamente fueron acomodándonos a todos, fijando las sillas al suelo del autobús y explicando los pormenores.

Iniciamos la vuelta al hotel
Iniciamos la vuelta al hotel

En las instalaciones de Turrones El Lobo, que son accesibles y cuentan con aseos adaptados, una guía nos acompañó mostrando las instalaciones y el museo explicando el objeto y utilización de los utensilios exhibidos. Seguidamente pasamos a una tienda en la que tienen a disposición de los visitantes la totalidad de su producción, dando por terminada la visita y volviendo al autobús.

Una experiencia agradable y enriquecedora por lo que conlleva de relación con personas de toda condición y latitud geográfica lo que nos provocó un sentimiento de nostalgia al llegar al final de las vacaciones, sentimiento que salvaremos volviendo en la próxima ocasión que se presente.

El último día se celebró una última reunión, ahora ya nos conocíamos todos un poco mas, habíamos venido de Cataluña, de Madrid, Murcia, Castilla León, incluso de la propia comunidad valenciana y debíamos comenzar el camino de retorno. Los monitores, siempre agradables y dispuestos, nos entregaron un cuestionario para valorar el servicio ofrecido por COCEMFE que ya digo, fue excelente y así lo calificamos.

Agradecidos y hasta siempre. Volveremos a vernos.

Autor del reportaje: Jesús García, webMaster de minusval2000.com y OcioAdaptado.com
|minusval2000 || OcioAdaptado.com || Reportajes ||Facebook || Twiter |