EXCURSIÓN A LAS CUEVAS DE ALTAMIRA
Las cuevas prehistóricas, cavernas, etc.… están ubicadas en parajes inhóspitos de difícil acceso para los usuarios de sillas de ruedas. Conozco el exterior de varias como las de Puente Viesgo en Cantabria o Tito Bustillo en Asturias pero entrar en ellas es diferente a no ser que alguien esté dispuesto a cargarte como un fardo y adentrarse contigo que, ya hay quien lo hace.

Vista exterior del museo
Vista exterior del Museo
Sin embargo, para bien del mundo de la discapacidad física y para todos aquellos que adolezcan de una movilidad limitada junto a las originales Cuevas de Altamira han hecho un museo, una réplica de gran fidelidad para que nadie se vea imposibilitado de sentir esa sensación de contacto espiritual con nuestros ancestros.

En principio, los problemas de conservación de las cuevas crearon el conflicto. Al parecer, el exceso de público presencial modificaba las condiciones atmosféricas que habían permitido su conservación natural en el transcurrir del tiempo y el deterioro de algunas pinturas obligó a limitar el tiempo de permanencia y el número de visitantes. Además, era preciso comprobar el estado real de conservación y estudiar detenidamente los pasos a seguir para mantenerlo, siendo obligado cerrarlas por tiempo indefinido. No privar a la humanidad de su conocimiento, fue lo que impulsó el proyecto que hoy es realidad. Las cuevas están cerradas pero una magnífica réplica de las salas y un hermoso museo con aplicaciones didácticas permiten que yo, por ejemplo, discapacitado físico y usuario de silla de ruedas, relegado por tal circunstancia a presenciar el singular espectáculo haya podido sentir cada momento, cada piedra y cada instante intemporal de vida de nuestros antepasados.

Aparcamiento
Aparcamiento
Efectivamente las instalaciones son accesibles, el entorno magnífico y el día escogido para la excursión excelente.

De la villa que cobija las Cuevas se dice coloquialmente 'la de las tres mentiras', porque Santillana del Mar, ni es Santa, ni es llana, ni tiene mar pero, eso sí, acaso sea uno de los pueblos más hermosos de España, mejor conservados y más visitados.

Santillana del Mar es, como decíamos, un municipio español situado en Cantabria, a unos 30 Km. al suroeste de Santander. Su actividad se centra en la agricultura de cereal, la ganadería vacuna, teniendo una actividad turística de primer orden. Es una de las poblaciones de más rica historia de la región, contando además con la famosa cueva prehistórica de la que se dice 'la Capilla Sixtina del arte cuaternario'. Dentro de su arquitectura religiosa destaca la iglesia de Regina Coeli, del siglo XVIII hoy museo diocesano y el monasterio luego colegiata de Santa Juliana (siglo IX). Desde el siglo XV pasa a los duques del Infantado y se convierte, también, en núcleo de importantes construcciones civiles: los palacios de Barreda (hoy Parador de Turismo Gil Blas), el del marqués de Santillana, la torre del Merino y de don Borja, la casa de los Velarde, de los Hombrones y el ayuntamiento. Con una población estimada de 4.028 habitantes. (Fuente: "Santillana del Mar" Enciclopedia Microsoft® Encarta® en línea 2002.- © 1997-2002 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

Antiguo moseo
Llegamos al antiguo museo (cerrado)
La privilegiada situación de Santillana del Mar y las buenas comunicaciones de su entorno hacen de esta villa el punto de partida ideal para excursiones, actividades deportivas o visitas a la región, además, la cercanía de la costa del Cantábrico añade un sinfín de posibilidades de ocio a la oferta propia de la villa que, como decíamos, es sin duda una de las0 más visitadas del recorrido patrio.

Estas son las distancias, desde Santillana del Mar, a algunos puntos de interés: Suances = 6 Km.; Torrelavega (2ª ciudad en importancia de Cantabria) = 6 Km.; Comillas = 16 Km.; Santander (Capital de la Comunidad Autónoma) = 30 Km.; San Vicente de la Barquera (hermosa villa marinera) = 30 Km.; Parque de Cabárceno = 30 Km.; ó Picos de Europa = 70 Km.

Es un hermoso día y llegamos pronto, como venimos desde Asturias hemos adquirido las entradas en el Banco de Santander, entidad autorizada para expenderlas, unos días antes lo que recomendamos sobre todo si asistimos en festivo como era el caso no sea que nos encontremos con la sorpresa de que estén agotadas las entradas.

Vista de la rampa por la que se accede al museo
Rampa por la que se accede al Museo
El aparcamiento no tiene plazas señaladas para discapacitados pero es suficientemente amplio como para que no haya problemas. Como está un poco alejado de la entrada, los agentes de custodia permiten que nos pasemos a la silla en el punto más próximo y que nuestro acompañante lleve el coche al aparcamiento.

Traspasando una explanada con un desnivel fácilmente asumible llegamos al museo. Se trata de un edificio de líneas rectas, moderno y totalmente accesible. Sobre la terraza de uno de los laterales dispone de una instalación hostelera al aire libre dependiente del restaurante interior donde en caso de hacer buen día podemos comer o tomar un café a cuya zona podemos acceder mediante una rampa que cumple todos los estándares.

Una vez dentro del edificio, se nos canjean el ticket por unos pases de acceso para asistir en grupos reducidos con guía.

Al fondo y a la derecha se encuentra la entrada a las auténticas cuevas
Al fondo y a la derecha se encuentra la entrada a las auténticas cuevas.
Por fin, tras un leve espacio de espera, traspasamos la puerta tras la cual se abre un mundo desconocido a nuestros ojos que nos transporta a los confines del tiempo. Las instalaciones son magníficas y allí donde no podemos evitar el desnivel mediante rampa, disponen de elevador para sillas. En todo momento las explicaciones de la guía que dirigía nuestro grupo fueron sumamente gratificantes, explícitas y profusas permitiendo preguntas y contra preguntas con gran amabilidad. Una vez transcurrida esta fase, nos encontramos ya dentro del museo y en él encontramos desde muestras de piedras milenarias, útiles de las Cuevas de Altamira y otras que intentan explicar como era la vida de los hombres que habitaron el lugar en la época a la que nos vemos transportados.

No vamos a describir lo visto por indescriptible y por recomendar encarecidamente la visita, pero hablaremos del entorno.

A través de un camino adosado podemos acceder al antiguo museo ahora cerrado y acercarnos a la entrada de las cuevas auténticas lo que también recomendamos por la hermosura del entorno.

Rampa restaurante
Rampa restaurante
Después de la visita, nos apresuramos a ver la tienda de objetos concernientes a las cuevas y comer en el restaurante del propio museo que observamos tiene un menú económico y muy rico y utilizamos los aseos donde podemos comprobar lo adecuado de las instalaciones y su perfecta adaptabilidad.

Para terminar el día nos acercamos a la Villa donde formando parte de la conservación, se ha mantenido intacto el adoquín que dificulta en gran medida el paseo de la silla de ruedas, sin embargo y aunque a la villa solo pueden acceder en coche los que acrediten ser residentes, a los minusválidos nos permiten dar un recorrido, sin estacionar, y salir. Antes de alejarnos de la villa, adquirimos en uno de los portales próximos a la Colegiata, unos exquisitos bizcochos de leche, típicos de lugar, y una mantecada cántabra que recomendamos encarecidamente.

Para aprovechar el día, acudimos al Zoo de Santillana. El Zoo es de propiedad privada y nació para albergar a las especies autóctonas, si bien ahora, tiene además otras especies de origen muy lejano. Vive fundamentalmente de un curioso sistema de mecenazgo consistente en que el que lo desee puede pagar la manutención de un animal o animales determinados, así, por ejemplo, uno pasa por delante de unos monos y en la jaula se encuentra con un rótulo que dice animal adoptado por el Arquitecto tal de tal o Hidroeléctrica… u otra empresa y también de la venta de aves y otros animales que crian.

Nos vamos por donde vinimos
Nos vamos por donde vinimos


Tiene además animales normales como asnos, vacas, gallinas, patos, cabras, cerdos, etc.… y muestran a los niños de los colegios las costumbres que formaron y forman parte de nuestro aprovisionamiento culinario, enseñándoles como se ordeña una vaca, donde pone la gallina los huevos, como se alimenta una serpiente y hasta tocarla o ponerla de corbata y, aunque la entrada es un poco cara recomendamos la asistencia.

Pero atención, si queremos verlo completo hemos de utilizar una buena silla eléctrica o la ayuda de un compañero fuerte porque los desniveles que hemos de salvar para el recorrido son importantes.

En general, la experiencia fue hermosa y eso que uno es de la zona y ya lo conocía (el museo no porque es nuevo) pero si el resto, sin embargo, puedo afirmar que me sigue sorprendiendo esa luz que tiene Cantabria y lo hermoso de sus lugares.

TICKET'S DE ENTRADA
Entrada al museo Entrada al Zoo
Hay que decir en detrimento, que Cantabria no es una comunidad con un buen nivel de accesibilidad a usuarios de sillas de ruedas ni concienciada de esa necesidad por lo que recomendamos precaución en nuestras visitas. Por ejemplo, la Villa de Santillana no tiene aseos adaptados, ni el zoo tampoco, si bien hay un hotel en la zona que si lo está y que aquí facilitamos.


GALERIA DE FOTOS DEL ZOO
Chimpancé Mariposa Orquídea Osa del Cantábrico Maripsa Orquídeas
OTROS DATOS DE INTERÉS


Hotel ZabalaLa zona tiene una buena oferta hotelera pero poco es accesible o adaptada, no obstante existe el (Hotel Zabala: Barrio Vispieres. 46 en Santillana del Mar | Tno. 942 838 400 y Fax. 942 838 330) en el que ofrecen atenciones especiales para personas discapacitadas, con accesos e instalaciones especialmente adecuadas para disfrutar cómodamente de su tiempo de ocio. Ofrecen una buena gastronomía local en su restaurante, con capacidad para cien comensales y una cocina empeñada día a día en satisfacer los apetitos más exigentes. La cafetería está preparada para conseguir que su estancia en el (Hotel Zabala.- sea agradable en todo momento con una atención personal al cliente. Servicio de fax y aparcamiento propio, y todas las comodidades en instalaciones totalmente nuevas.

Imprimir página Cerrar Ventana ©Derechos reservados (puede publicarlo siempre que indique la procedencia).2002 Comenta lo que quieras Envíanos tu reportaje. Consúltanos

Última actualización el 10 Abril, 2011