Castellana
Paseo de la Castellana
Cibeles
Plaza de la Cibeles

DE BILBAO A LA PLAZA MAYOR

(Excursión por Madrid en Noviembre)

Hacía casi 12 años que no realizábamos este recorrido y entonces utilizando una silla de ruedas manual pero me aseguraron que las aceras estaban en su mayoría adaptadas y que el Mercado de Fuencarral merecía la pena ser visitado, así es, que nos pusimos manos a la obra pero esta vez con una silla eléctrica.

Estacioné el coche en el Aparcamiento subterráneo de la Glorieta de Bilbao. Disponen de plazas de aparcamiento señalizadas próximas a la cabina de seguridad. El ascensor para acceder al exterior está justo frente a donde dejamos el coche, en una puerta colateral a las máquinas de pago.

Una vez en el exterior tomamos la calle Fuencarral hacía abajo y pudimos comprobar que tanto en el margen izquierdo como en el derecho las aceras han sido rebajadas no presentando problema alguno. En el número 46 de la Calle Fuencarral se encuentra el denominado ‘Mercado de Fuencarral' un centro comercial de moda principalmente y formado por pequeñas tiendas, creado bajo la influencia de la corriente y el buen hacer de ‘chueca' que se extiende paulatinamente y que con gran criterio está convirtiendo en sumamente agradables zonas antaño olvidadas.

El Mercado de Fuencarral es accesible. Además de la planta de acceso son accesibles la planta sótano y la primera por medio de ascensor adaptado. En el sótano, próximo a la cafetería se encuentra el aseo adaptado pero para usarlo deberemos dirigirnos al vigilante que debe abrirlo por encontrarse bajo llave.

Salimos del mercado y seguimos hacia abajo, atravesando la calle Montera en dirección a la Gran Vía no encontrándonos a excepción de algunas obras en la acera que nos obligó a cambiar de margen, dificultad alguna. Todos los pasos de cebra accesibles aunque no así las tiendas que salvo excepciones siguen siendo poco accesibles. Llegando a Gran Vía, nos dirigimos a la izquierda porque hemos quedado con amigos en un local nuevo, Favorit, que se encuentra en el num. 21 de Alcalá, justo cuando esta confluye con Gran Vía, junto al metro Sevilla. No encontramos dificultad alguna para llegar y pudimos comprobar que el estacionamiento contiguo al local referido dispone también de plazas reservadas para minusválidos y acceso al exterior mediante ascensor adaptado.

La estancia en Favorit fue muy agradable no-solo por la compañía sino por la singularidad y atención que el personal dispensa y sus precios comedidos.

Después de comer continuamos con nuestra excursión por la calle de Alcalá, luego hacia Sol para terminar en la Plaza Mayor y terminar volviendo a recoger el coche en la glorieta de Bilbao ya de noche y con la batería prácticamente agotada.

Fue excelente comprobar que apenas nos encontramos con dificultades y que aunque no muy abundantes, encontramos locales suficientes a los que acceder con la silla eléctrica sin dificultades para poder tomar nuestros aperitivos, cervezas y realizar nuestras compras.

MINUSVAL2000.COMOTROSREPORTAJES
VOLVER ó CERRAR VENTANA