Este artículo sobre su experiencia personal fue escrito por la madre de Fradique Lee, dedicado a él y publicado en la revista PRENSA LIBRE.COM

AQUÍ ADOLORIDO PERO ECHÁNDOLE GANAS
Por Hilda Salazar

Fradique LeeEn Febrero del 2006, mi hijo menor, Fradique Lee Salazar, sufrió un accidente automovilístico cuando se dirigía de sur a norte en el puente de la Bethania. Lo que él recuerda es que se le nubló la vista y sintió que se aproximaba mucho a un carro timoneando hacia la derecha, pero topó con un árbol, lo derribó. Luego dio varias vueltas, se pasó al carril auxiliar y tuvo la suerte de que allí no había otras personas.

Él quedó inclinado hacia la derecha, el carro quedó destruido en su totalidad. Por fortuna, todavía pudo pedir ayuda por su celular, y unos amigos a los cuales iba a recoger llegaron inmediatamente. Lo llevaron al hospital San Juan de Dios, donde le practicaron la primera operación para estabilizarlo, pues tenía tres vértebras fracturadas y las astillas le perforaron la médula, por lo que sus piernas quedaron inmovilizadas.

Después de la operación sentía mucho dolor en la espalda. Aparecieron infecciones urinarias, dolores de estómago, náuseas, dolores de cabeza y casi no dormía por la fiebre.

Se le trasladó al IGSS, donde lo operaron por segunda ocasión, la cual consistió en colocarle barras de titanio para que se pudiera sentar; por supuesto que ese traslado al 7-19 fue traumático, para él y para mí, ya que cada entrada y salida de los elevadores, la pasada de los rieles y los baches que encontramos en el trayecto fueron dolorosos.

Lo admirable es que nunca perdió el sentido del humor; cuando lo llamaban por teléfono contestaba: 'Aquí, adolorido, pero echándole ganas'.

A los cinco días, lo trasladaron al Hospital de Rehabilitación, lugar al cual siempre estaremos agradecidos con las médicas, fisioterapistas y el personal que lo atendió, pues tuvo un programa de ejercicios que le permitió aprender a valerse por sí solo, tanto que lo logró en menos tiempo del que le habían fijado.

Entre las actividades estaba el ir a jugar básquet, los domingos, a las instalaciones de Gerona. No se me olvida que la primera vez que lo vi jugar y se cayó de su silla de ruedas, sentí que me oprimían el corazón. Varios amigos lo levantaron con todo y silla para luego seguir jugando, como si nada hubiese pasado.

Pasó nueve meses en rehabilitación, aprendió a caminar con muletas especiales, subía y bajaba gradas, cosa que es bastante difícil 'según cuenta mi hijo', porque se mueven las piernas con los músculos que tenemos bajo las costillas. Otra de las emociones que experimenté fue cuando lo vi caminar. Confieso que al salir del hospital me solté en llanto; no podía creer que en tan poco tiempo pudiera lograr tanto.

Llegó el día en que le dieron de alta, y no hay nada más satisfactorio para una madre que escuchar solo elogios. Me lo comentó el personal: mi hijo Fradique es un ejemplo para todo aquel paciente que ingrese con lesiones medulares, pues él demostró que con fuerza de voluntad y tenacidad todo se puede conseguir.

En la actualidad, labora en la empresa Consultoría Técnica, donde trabajaba antes del accidente. Se moviliza en su automóvil que él mismo modificó para poder conducirlo sin ayuda de sus extremidades inferiores. Ya viajó hasta El Salvador. Su empresa le ha brindado mucha colaboración. Ojalá que otras empresas siguieran el mismo ejemplo con sus trabajadores.

Mi hijo asiste a sus clases, los sábados, a la Universidad Mariano Gálvez. Se le dificulta subir a los salones, debido a la falta de rampas, lo cual no es un impedimento para que concluya su carrera de Ingeniería en Sistemas. Algunos domingos los dedica a la natación, que es su deporte favorito.

Le agradezco a Dios por haberme dado la fortaleza en los momentos más difíciles de esta experiencia. Nunca derramé una lágrima ante mi hijo, sabiendo todo lo que sufría.

Tenerlo vivo es un milagro. Continúo pidiendo a mi amigo de allá arriba que lo proteja siempre.

Tu madre, Hilda Salazar

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam