JOSEP MARÍA LLOP: Es diputado de CiU y el primer político invidente en la historia del Parlament Catalán.

Entrevista publicada en LA VANGUARDIA


JOSEP MARÍA LLOP

Tengo la oportunidad de hacer normal la discapacidad

Josep Maria Llop (La Palma de Cervelló, 1963) es todo un ejemplo de superación. Ciego de nacimiento, Josep Maria se licenció en Derecho en la Universitat Autònoma de Barcelona desarrollando su profesión de abogado en la asesoría jurídica de la ONCE en Barcelona durante un año. Después se fue a conocer mundo, primero con un máster en Derecho de la Unión Europa y luego con otro máster en Dirección y Administración de Empresas y Marketing en la Universidad de Pace de Nueva York. Además de ser miembro activo del movimiento 'escolta' o ser el introductor del esquí para invidentes en España, Josep Maria se convirtió en 1999 en el primer alcalde invidente cuando asumió la alcaldía con CiU de La Palma de Cervelló. Ahora se enfrenta a un nuevo reto. Ilusionado y con muchas ganas, Josep Maria de nuevo ha vuelto a ser pionero convirtiéndose en el primer diputado ciego del Parlament de Catalunya. Acompañado de su perra guía, Annabelle, el diputado de CiU ya se ha puesto a trabajar para mejorar las cosas en Catalunya. Y teniendo claro que está por méritos propios: ' No estoy en el Parlament por una cuota sino por mis capacidades y mi trabajo', afirma Josep Maria.

Usted fue el primer alcalde invidente en La Palma de Cervelló y ahora se ha convertido en el primer diputado ciego en el Parlament de Catalunya. ¿Usted es un hombre de retos?

Yo nunca me he planteado ser ni el primer alcalde ni diputado ciego. Yo fui alcalde de mi pueblo porque la gente me votó. Y la gente no me votó porque fuera ciego sino porque veían en aquel momento que el proyecto de mi grupo y de mi equipo era lo mejor que podía ir para mi municipio.

¿Simplemente ha sido casualidad?

No ha sido una cuestión que me preocupara. También es verdad que cuando llegas a ser alcalde y eres ciego y no ha habido antes ninguno hay una serie de cuestiones que te tienes que plantear. Las cosas no están pensadas para que un ciego llegue a estos sitios. En cambio, yo como persona ciega he pensado que llegaría a estos sitios, con mis propias capacidades, y así ha sido. No estoy en el Parlament por una cuota sino por mis capacidades y el trabajo realizado hasta ahora.

¿Se considera un ejemplo de normalidad dentro de la sociedad?

Es importante que el tema de las personas con discapacidad se puede ver desde un punto de vista de normalidad. La sociedad ha madurado mucho. Es muy diferente a la sociedad que yo me incorporé cuando buscaba mi primer trabajo. La sociedad de hoy en día, como no puede ser de otra forma, es fruto de todo este proceso de maduración en el que yo he tenido la suerte de poder participar en una parte importante en Catalunya.

¿Cómo afronta este nuevo reto como diputado?

Muy bien. Lo afronto poniendo mis capacidades en lo que yo modestamente pueda saber hacer al servicio de una causa que se llama Catalunya. Esta causa merece todos los esfuerzos y toda la dedicación. Es un gran reto.

¿Ya sabe cuáles serán sus ámbitos principales de actuación?

Estoy en la Comisión de Asuntos Exteriores con el objetivo de que Catalunya tenga el lugar que le corresponde en el mundo. Voy ayudar a trabajar para que el mundo descubra que Catalunya es un país del que vale la pena enamorarse. Desde el punto de vista no sólo cultural e histórico sino también económico y estratégico.

¿Estará también en otras comisiones?

Estoy también en la Comisión de Lengua y Cultura. En estos momentos con la irrupción de los nuevos catalanes vale la pena que se sientan orgullosos del país de oportunidades que es Catalunya. Por tanto, aquellos que ya estamos sepamos de alguna forma ofrecer nuestros activos a los nuevos catalanes. Ahora estoy en la Comisión de Cooperación pero también estaré probablemente en la Comisión de Economía porque la primera prioridad es levantar económicamente Catalunya. Ayudar a que la gente tenga trabajo y que haya una expectativa de promoción y de mayores oportunidades en nuestro país. Es un reto en el que no me importa colaborar y es un honor poder hacerlo.

¿Finalmente también estará en la Comisión de Infraestructuras?

En ésta quería estar pero me han dicho que no. Pero yo tengo unas características que seguro que tendré que colaborar. Desde mi discapacidad hay muchas cosas que puedo aportar sobre todo en el diseño universal, los temas de accesibilidad de las infraestructuras y de las telecomunicaciones.

¿Tiene pensado presentar alguna moción?

A título individual sí que tengo ganas de presentar alguna moción pero obviamente antes de plantearlas tienen que estar consensuadas con mi grupo parlamentario.

¿Por dónde iría el contenido de estas mociones?

Las mociones que tengo pensadas van en la línea del diseño universal y todo lo que se puede hacer desde el Parlament esperemos que lo podamos tirar hacia delante.

¿Precisamente uno de sus objetivos será tener muy en cuenta a las personas con discapacidades?

Este objetivo sale de forma automática. Usted me hace una entrevista y no es casualidad. Si yo fuera el diputado 38 y no fuera ciego probablemente no estaríamos haciendo esta entrevista. Éste solo hecho ya genera un conjunto de sensibilidades. El Parlament se ha tenido que plantear y yo también cómo haría para moverme. Por ejemplo, delante de mí tengo el sistema braille que indica el escaño. Es todo un conjunto de sensibilidades.

¿Ha recibido durante estos días muchos mensajes de felicitación?

Estoy aquí en el Parlament no sólo por cuota sino por mis capacidades. Es un tributo que yo quiero rendir a toda la sociedad y especialmente a las personas con discapacidad por la confianza y el apoyo que me dan continuamente. Y por la oportunidad que tengo de hacer normal la discapacidad.

¿El president Mas ya le ha dado algún consejo como nuevo diputado?

He hablado con el president Mas en diferentes ocasiones. Una de las cosas que yo agradezco principalmente es la confianza que en todo momento ha mostrado hacia las iniciativas que le he ofrecido. Precisamente como diputado, como me tiene confianza, no me ha dado consejo sino libertad para trabajar.

¿Y qué sintió cuando le comunicaron la noticia de que sería diputado en el Parlament?

Una gran alegría. Mi mujer y yo nos abrazamos. En el fondo representaba el inicio de una etapa de servicio al país, que algunos se nos ven y otros no, pero hay mucha gente del equipo que está al lado de esto. Yo espero saber estar a la altura de todas estas personas que me han dado su apoyo.

¿Cuáles serán los principales retos políticos del Parlament?

Es un momento de retos muy importantes. El primero de todos, y no me toca a mí decirlo pero es obvio, es el de ayudar a Catalunya que se levante económicamente. Todo lo que podamos hacer desde el Parlament lo tenemos que poder hacer. Un segundo elemento es intentar trabajar para que haya el máximo número de consensos posibles y trabajar con una mente y espíritu abiertos. Eso es parte del equipo de Govern y también de la oposición. Ésta es una responsabilidad compartida. La principal parte corresponde al equipo de Govern pero también hay una parte de responsabilidad que le corresponde a la oposición. Además hay unos retos de país muy importantes que precisamente requieren de este consenso y esta visión de estado.

¿Hasta ahora cómo ha ido la experiencia de moverse por el Parlament?

El Parlament es un espacio imponente. Cuando entras te das cuenta de la elegancia del espacio a través de los sonidos diversos y sus moquetas. Pero también te das cuenta de la inmensidad de este espacio y de la dificultad que representa orientarse en este espacio. Cuando yo venía e iba acompañado siempre admiraba el espacio pero ahora que empiezo a vivir el espacio, sin ir acompañado, lo sufro.

Ya empieza a conocer mejor el espacio, ¿no?

Después de haber tenido una gran ayuda de los servicios técnicos de la ONCE de Catalunya, también de mi perra guía, Annabelle, y la orientación que tengo del espacio creo que irán bien las cosas. Seguro que cometeré bastantes errores y sé que algunas veces alguien me tendrá que acompañar pero de aquí pocas semanas creo que no me hará falta ninguna ayuda.

Antes de su actividad política, ¿por el hecho de ser ciego había tenido muchos problemas para incorporarse al mercado laboral?

Si me lo permite cuantificar le diría que he tenido 680.

Explíquese…

Cuando acabé la carrera de Derecho me vinieron a buscar para trabajar en la asesoría jurídica de la ONCE. Entonces era joven y al cabo de un año me fui a hacer un máster de la Unión Europa y después otro máster durante tres años y medio en Estados Unidos a través de la beca Fulbright. Al volver como tenía buenas notas y muchas cosas más, pensaba que me comería el mundo. Y fue al revés. El mundo se me comió a mí.

¿Qué le pasó?

Yo envié 680 currículum. Aproximadamente la mitad de ellos en la carta de presentación ponía que era ciego y que no era ningún problema porque tenía mil maneras de superar la dificultad. De éstos no me llamó nadie. En la otra mitad, en las cartas de presentación no decía que era ciego y me encontré que muchos me llamaron. Pero cuando veían que era ciego y estaba acompañado de un perro, éste era el gran problema. No pasé ni una entrevista. Por tanto, yo digo que tuve 680 problemas.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam