ENTREVISTA realizada al poeta LUIS MIGUEL RABANAL por Fernando del Busto para el diario LA VOZ DE AVILÉS y que fue publicada el 9 de Junio de 2009-06-09

Luis Miguel Rabanal, nace en 1957 en Riello, pueblo de León. En 1989 se traslada a Avilés, donde reside desde entonces.

En 1997, año en que quedó parapléjico como consecuencia de un accidente doméstico, publicó su primer libro de poesía, 'Variaciones', desde entonces ha editado 16 poemarios, tres de ellos en internet.

Entre otros premios ha logrado el Ana de Valle (1983), Leonor en Soria (1989) Cálamo de poesía erótica (1993) y Provincia en León (1998).

 'Elogio del proxeneta' es su primer texto narrativo.

Como traductor ha firmado con   María Jesús Romero 'Lo dejo todo', primera traducción al castellano del poeta catalán Miquel Martí i Pol

'Más palabras para olvidar' es su bitácora

Leer, publicados en Red dos de sus obras: LA CASA VIEJA y BOCADOS DE ROSA

ENTREVISTA realizada al poeta LUIS MIGUEL RABANAL

Luis Miguel RabanalSu patria es la literatura y más desde que, en 1997, un accidente doméstico le provocó una tetraplejia. Apartado del mundo, al que ahora se asoma a través de internet, Luis Miguel Rabanal regresa a la edición con 'Elogio del Proxeneta' (Ediciones Escalera), que, además, representa su primera incursión narrativa. El próximo 12 de junio se presenta en el palacio de Valdecarzana su obra por parte de Leopoldo Sánchez Torre, profesor de Literatura de la Universidad de Oviedo, y María Jesús Romero, escritora. Conversamos con el autor a través del correo electrónico.

-No edita un libro en soporte de papel desde el año 2000 y, desde entonces, realizó tres entregas a través de internet, ¿por qué este regreso a la edición convencional?

-Caprichos editoriales que me son ajenos. Lo mío es, cuando puedo o me dejan, escribir, mejor dicho, dictar a la pantalla. Lo demás sucede por añadidura cuando sucede y si no, me da igual. Nueve años sin publicar un libro y parece ser que a partir de ahora llegarán dos o tres más.

-En este caso, con Ediciones Escalera, una editorial madrileña, ¿cómo contactó con ella?

-Muy sencillo: envié el original por correo electrónico a unas cuantas editoriales. Y en Ediciones Escalera tuvieron el detalle de contestarme los primeros, siendo como fueron los últimos a quienes se lo envié .

-¿Internet representa la oportunidad de divulgar su creación superando las limitaciones de la tetraplejia?

-Me temo que internet no es la solución a ningún tipo de limitación, faltaría más, pero sí ofrece la posibilidad de la inmediatez. Es decir, concluido el libro, le das mil vueltas por lo bajo, te decides por fin y alguien a quien le gusta lo coloca en la Red, normalmente para que nadie más lo lea. Pero ahí está. Lo de la discapacidad no tiene nada que ver ni con internet ni con la literatura, es una putada horrible, a secas.

-¿Le molesta que haya lectores que se acerquen a su obra con las anteojeras de que ha sido escrita por un discapacitado y no por los textos?

-Para nada. De molestarme algo, que tampoco, sería que los lectores no se me acercasen en absoluto. No veo diferencias en la literatura escrita por un discapacitado como yo o por otra persona que no lo esté.

-También representa su primera incursión en la narrativa, ¿por qué decidió dar ese salto?

-'Elogio del proxeneta' pongamos que es un artefacto de difícil clasificación: híbrido de prosa, de cierta poesía, de diario, de experimentación -muy humilde, eso sí, muy a mi manera- con formas y lenguajes. Narrativo sería el tratamiento, tal vez el tono de los fragmentos reunidos. Pero, en todo caso, pienso que no es un salto, es más bien otra caída...

-¿Homenajea otros diarios, como los de Trapiello, con esas siglas para los personajes?

-Aquí cabe el homenaje a Trapiello, a García Martín, a Llop y a Susanna, entre otros, y no por las siglas, claro. Pero, también he querido que la parodia actúe como mecanismo aglutinador a lo largo del libro. Diario, sí, pero sólo hasta cierto punto.

-Sin embargo, el aliento poético es innegable, incluso se pueden definir los textos como poemas en prosa, ¿el lector se decantará más por la interpretación como poesía o lo asumirá como narrativa?

-El buen lector, que lea, que es lo suyo. Y que se deje llevar y a ver qué pasa.

-'Elogio' se publicó originalmente como una bitácora. ¿La tecnología se encargó de modificar su forma de creación?

-Cierto que se termina el blog en junio de 2008, pero ya en su día fue parcialmente transformado respecto a su primera escritura, que data de los años 1996 y 1997, para publicarse en esa bitácora, y posteriormente antes de ser entregado a la editorial. Trabajo y paciencia, mucha paciencia . Y si hay acceso a las nuevas tecnologías, mejor que mejor.

-En la bitácora, se registraban diálogos con varios lectores, ¿esa relación provocó la modificación de 'Elogio del proxeneta'?

-Efectivamente, allí, en aquel blog, el diálogo con los lectores era bienvenido y necesario, incluso regocijante. Pero, una vez cerrado el tema, comenzó otro tipo de depuración hasta conseguir hacerme con el texto final, que no fue algo fácil.

-La soledad, el erotismo y la muerte (tánatos y eros) se encuentran muy presentes en su obra, ¿de donde surge esa inquietud?

-Ninguna inquietud, la muerte es un pajarraco que lo sobrevuela todo y así está bien. En los últimos años la muerte y el dolor sí que han venido a ser referentes cercanos en mi escritura. El erotismo forma parte de 'lo otro', la conciencia de que ya basta, porque es memoria. Y en cuanto a la soledad, si se refiere usted a la Puértolas, pues no me da más.

-Más que a Puértolas me refiero a la soledad del ser humano, a ese verso de Biedma: cuando te hacen compañía hasta las manchas del traje, a la falta de esperanza...

-Esa soledad ahora mismo ni se me pasa por la imaginación.

-Pero el libro rezuma tristeza, dolor...

-Y melancolía y mala leche y humor y muy poca corrección política y erotismo y ternura.

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam