Se llama Luis Fernando Criado Navarro
y es de
Ciudad Real

Nos envía su experiencia
después del accidente
laboral que lo ha incapacitado físicamente
y lo acompaña con:

CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO SR. ZAPATERO

CARTA AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Volver a
REFLEXIONES SOBRE MI VIDA

REFLEXIONES SOBRE MI VIDA-3

CARTA AL DEFENSOR DEL PUEBLO

Estimado Sr:

Soy minusválido desde hace 4 años a  consecuencia de un accidente laboral. Tengo una minusvalía reconocida del 83%, aunque en realidad debería ser más alta, ya que necesito ayuda de tercera persona y nunca se me ha reconocido. Hace un año, concretamente el día 30 de mayo me sometí  a una operación en el pie izquierdo, para intentar fijarlo y mitigar los fuertes dolores que padezco. Tras estar 3 meses convaleciente y sin apoyar el pie para nada, en septiembre me recomendaron una bota ortopédica para poder andar.

Después de más de un año y medio el resultado ha sido negativo. El pie no solo no ha soldado, sino que cada vez me duele más, y apenas si puedo apoyarlo. He de decirle también, que padezco una insuficiencia respiratoria grave, que me impide hacer esfuerzos, y que la única solución que me han dado, es una traqueotomía de por vida, solución que he rechazado.

Llevo pues 4 años sin salir de casa y sin comunicarme con nadie, salvo con mi familia más directa. Este estado me ha llevado a padecer una depresión de la que estoy en tratamiento. Tanto el psicólogo como el psiquiatra que me atienden, me han recomendado salir de casa, relacionarme, vivir en una palabra. Yo les dije ¿cómo voy a salir de casa, si apenas puedo caminar 100 metros, y cuando lo hago me ahogo y el pie me produce un dolor insoportable?

Como también tengo el brazo izquierdo rígido, la única solución aparente, era una silla de ruedas eléctrica. Ellos me dieron la solución,  para los desplazamientos largos, una silla eléctrica para poder moverme a mi antojo y empezar a disfrutar de la vida. Esperé a tener visita con el traumatólogo y ésta ha sido el día 5 de octubre de éste año 2.004. A mi petición, el traumatólogo Dr. Roldán de Ciudad Real, me dijo que no me mandaba una silla de ruedas porque debía someterme a una nueva intervención en el pie, para intentar fijarlo de nuevo. Yo lo rechacé, le dije que no pensaba someterme, gratuitamente, a una nueva intervención y estar todo un año y pico igual que hasta entonces. Volví a insistirle en la silla de ruedas eléctrica, y me dijo que no, a lo que le contesté que iba a conseguir que me encerrara en mi casa para toda la vida y que yo necesitaba ese medio para poder empezar a salir. Con mucha indignación salí de la visita muy enfadado y alterado. Hoy he presentado una reclamación en "atención al paciente", adjuntando informes médicos que acreditan mi imposibilidad para caminar.


Por favor, le ruego que estudie este caso con atención, pues creo que no se puede negar un medio técnico tan vital para mi actual estado. También he de decirle, que no dispongo de los 3.000€ que vale la silla. No consienta que un traumatólogo pueda decidir de ésta manera sobre mi vida.

A la espera de sus noticias reciba un cordial saludo de Luis Fernando Criado Navarro
Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam