Anxela López Leiceaga es persona con diversidad funcional y miembro del FORO DE VIDA INDEPENDIENTE Y DIVERTAD

Fuente del artículo: Yes, we fuck


UNA OPORTUNIDAD SEXUAL PARA TODAS

Un brindis desde la diversidad

Anxela López Leiceaga
Anxela López Leiceaga

Las personas con diversidad funcional necesitamos masturbarnos, que nos besen, que nos acaricien, que nos laman, que nos follen y viceversa, aunque a la mayoría de la sociedad le cueste entenderlo y como consecuencia de ello se ignore, se rechace, o se evite por miedo a hacer daño tanto físico como emocional y, lo que para mí es más grave, que se condene o se glorifique y se aplauda a la persona que quiera compartir ese momento de placer o una relación estable contigo.

Aunque parezca mentira somos capaces de dar y recibir placer, sin hacernos daño ni sentirnos agredidos por la otra persona, si nos dan  la oportunidad de experimentarlo y los apoyos imprescindibles para poder disfrutar de nuestro cuerpo sexual (no discriminación o trato igualitario, accesibilidad, la Asistencia Personal y/o Asistencia Sexual para poder desplazarte al sitio donde quieras relacionarte, desnudarte, ponerte en una determinada postura sexual, comprar o disfrutar con algún juguete sexual o persona, etc.

Una oportunidad fue una maravillosa  tarde de domingo después de la VII MARCHA POR LA VISIBILIDAD DE LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL, y meses después de asistir a un taller post porno en Barcelona en donde quedó más que demostrado, que sí podemos tener una relación sexual placentera.

En esta ocasión era una cita-regalo  para recibir un masaje erótico en un local céntrico de Madrid con mi acompañante, asistente,  pareja, amante... Se dieron todas las condiciones idóneas para estos casos: la amabilidad telefónica previa, y posteriormente sin discriminación de las profesionales, accesibilidad por medio de una rampa, ascensor con las medidas suficientes para que entrara una silla de ruedas sin hacer mil maniobras. En definitiva, poder gozar al máximo sin preocuparse por nada, solo sentir tu cuerpo con las caricias y roces y  dejarse llevar por ese bienestar físico y emocional.

Por todo esto, porque  es raro encontrarse  un espacio sexual tan inclusivo como ése y más si eres una mujer con diversidad (y no debería ser así), he querido brindar con la persona que compartió ese momento conmigo, por todas aquellas personas que hicieron posible el acceso a la sexualidad sin discriminación, al movimiento de Vida Independiente por los logros conseguidos en materia de Asistente Personal  y en especial a Antonio Centeno y a sus amigas del Tantra Secret Spa.   

Anxela López Leiceaga

Página principal | Relaciones| Literatura | Ocio y Accesibilidad| Investigación| Otros| Contacto
Versión 4.0 | © Reservados derechos | E-mail | Anti Spam